domingo, 22 de febrero de 2015

La magia de los aceites para el cabello.


Los tratamientos comerciales que contienen aceites pueden ser muy buenos también, a pesar de que no son 100% puros.
Pocas cosas son tan beneficiosas y efectivas en el cabello como los aceites, ya que estos aportan brillo inmediato, combaten el frizz, hidratan hasta el cabello más dañado y reseco; además que pueden cuidar de las puntas partidas (pegándolas momentáneamente y evitando que el daño se haga más grande).

En lo personal, cuando se trata del cabello, mis aceites favoritos son el aceite de Argán (también conocido como Moroccan Oil) y el aceite de coco. Ambos aceites son famosos por lo bien que cuidan de la piel y del cabello, ya que son relativamente ligeros y no dejan el cabello grasoso (siempre y cuando no se apliquen en exceso). Si tú eres de las que todavía usan "Silica" en el cabello, quizás te convenga echarle un vistazo a los productos que contienen aceites y usarlos en lugar de la silica, ya que reportan un beneficio real para el cabello, más allá que simplemente agregar brillo.

Un punto crucial a la hora de comprar este tipo de productos, es buscar que sean 100% puros, orgánicos y prensados en frío, para que podamos aprovechar al máximo los beneficios que aportan. Por desgracia, cuando se trata del aceite de Argán, es muy difícil encontrarlo puro (además de que es un tanto caro); pero si tienes la posibilidad de adquirirlo, es buena idea que lo hagas.

Aceite de Argán.

Si, como yo, decides comprar los que están disponibles en el supermercado, es necesario que tengamos presente un par de cosas: 

1.-Investigar, investigar, investigar.
Siempre nos podemos apoyar en el internet para informarnos al respecto de los productos antes de que los compremos ya que miles de personas comparten sus experiencias y mencionan cuáles son sus productos favoritos a través de las redes sociales y de los blogs de belleza. Igualmente se puede pedir la opinión de una amiga o de un estilista, para cerciorarnos que estamos comprando la mejor opción del mercado o la que tiene más "reviews" positivos.

Renewing Argan Oil Of Morocco de la marca OGX ($90.00 MXN aproximadamente) de venta en supermercados.
2.- Leer la lista de ingredientes antes de comprar.
Aunque se trate de un producto que no es 100 por ciento natural, es muy importante que el aceite de Argán se encuentre dentro de los 4 primeros ingredientes en la lista; ya que de otra forma estaríamos comprando silica disfrazada de tratamiento.


Mystic Divine Argan and Monoi Oils ($120.00 MXN aproximadamente) de venta en Sally Beauty Supply.
Modo de uso.
Como regla general, es mejor leer la etiqueta de cada botella para entender la manera en que debemos aplicar el producto, ya que cada tratamiento está formulado de diferente manera y siempre es mejor seguir al pie de la letra las instrucciones; con el fin de aprovechar al cien por ciento los beneficios.

Además de eso, hay que mencionar que es conveniente aplicar el aceite en el cabello limpio, y es mejor si sólo lo aplicamos de medios a puntas (si tu cabello está maltratado); o únicamente en las puntas si no tienes mayor daño en tu melena. Igualmente, si tu cabello está extremadamente reseco o sobre-procesado, se puede aplicar una pequeña cantidad por toda la melena.

Pero claro que yo sería una mentirosa si les dijera que pongo atención a la etiqueta, de hecho, yo sólo sigo una regla: Jamás aplicar el aceite antes de usar calor en el cabello (planchas, secadoras y tenazas rizadoras); es mejor esperar a que termines de peinarlo para distribuir el tratamiento. Te explico por qué: cuando un tratamiento, que es mayormente aceite, lo aplicas en el cabello y después usas la plancha, es igual que como si estuvieras friendo, lo que puede provocar mucho daño y resultar contraproducente.

Si ese día no usaré ningún artefacto para moldear mi cabello,  entonces aplico el aceite en el cabello húmedo, después de haberlo secado con la toalla y antes de aplicar cualquier otra cosa; después lo cepillo con un peine de dientes anchos para distribuir el producto uniformemente y espero a que seque naturalmente.

Aceite de Coco.
El aceite de coco es, sin duda, el aceite que mejor le ha sentado a mi cabello, ya que con este siento una diferencia inmediata y los resultados son impresionantes. De hecho, puedo decir que el aceite de coco es mi favorito a la hora de cuidar mi cabello.

¿Qué hay que comprar cuando buscamos aceite de coco?
Es absolutamente necesario que compremos aceite de coco 100% puro, orgánico, sin refinar (virgen), y que esté prensado en frío; para que podamos aprovechar al máximo todas y cada una de sus cualidades. Por eso, antes de comprarlo, hay que darle una revisada a la etiqueta del frasco para ver si cumple con estos requisitos.


Disponible en supermercados y tiendas de productos orgánicos; incluso Costco lo vende en un bote de 1Kg.


Modo de uso.
 Cuando se trata de aceite de coco, yo siempre prefiero usarlo como mascarilla, ya que es sencillo de usar y sólo toma unos minutos por la noche.

Una o dos horas antes de ir a la cama, aplico el aceite por todo mi cabello, enfocándome en las puntas y donde tengo el cabello más dañado. También, siempre trato de aplicar bastante (hasta que mi cabello se vea un tanto "húmedo"), y cuido que cada hebra esté cubierta con el aceite. Cabe mencionar que el aceite de coco es generalmente sólido (a menos que esté expuesto a temperaturas altas) por lo que es necesario frotar el aceite entre nuestras manos para poder hacerlo líquido y que sea fácil aplicarlo. El paso siguiente es hacerte un chongo lo más alto posible (tipo Pebbles) y dejar el aceite actuar toda la noche, mientras dormimos.

Personalmente no pongo protección en mi almohada, ya que a lo largo de los dos años que he venido haciendo este tratamiento jamás he manchado o dañado las fundas de mi cama (quizás es porque mi cabello absorbe casi todo el aceite en las primeras dos horas que lo llevo puesto). Aún así, es mejor prevenir que lamentar, por lo que es recomendado que la primera vez que lo uses,  cubras tu almohada con una funda que ya no quieras,  o incluso con una playera de algodón que ya no uses.

A la mañana siguiente todo lo que hay que hacer es lavar tu cabello con tu champú, y listo; el aceite que no fue absorbido se elimina sin ningún problema.

Esta mascarilla la aplico constantemente (hasta 3 veces por semana), dependiendo de qué tan seco y sin vida se vea mi cabello; y puedo asegurar que es muy beneficiosa. Sin embargo, quiero hacer hincapié que no es conveniente usar ningún tipo de calor en el cabello (secadora, plancha o tenaza rizadora) el día siguiente de haber usado la mascarilla, ya que es probable que aún haya restos de aceite en nuestra melena y podríamos freír (literalmente) la hebra del cabello si le aplicáramos calor; resultando muy contraproducente.

Por último, quiero recordarles que esto es lo que me ha funcionado a mi, ya que mi cabello está muy dañado por el uso de las herramientas de calor, además de que es naturalmente seco y ondulado. Si ustedes desean probar este tipo de tratamiento,  es mejor que comiencen usándolo sólo una vez por semana, y vean cómo reacciona su cabello, para que basándose en eso puedan aumentar o disminuir la frecuencia de uso.

Muchas Gracias por leerme.
Montserrat G.

3 comentarios:

  1. HOLA LINDA

    UNA PREGUNTA LOS PROTECTORES TERMICOS SIRVEN PARA PLANCHAR EL CABELLO ?? TENGO UNO DE SALLY DE LA MARCA PROCLAIM ES PROTECTOR TERMICO SOY NUEVA EN ESTO Y TENGO MIEDO DE ARRUINAR MI CABELLO

    ESPERO ME RESPONDAS LINDA GRACIAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola hermosa! Sí, de hecho los protectores de calor (o térmicos como mencionas tú) están formulados para proteger el cabello cuando vamos a usar la plancha, secadora y/o tenazas para rizar.

      Respondiendo a tu pregunta sobre arruinar el cabello, por desgracia siempre que le apliquemos calor le vamos a estar haciendo un daño, independientemente de si usamos protectores de calor o no. La función del protector del calor es minimizar el impacto, pero por desgracia no lo anula.

      En estos casos es usar lo menos posible la plancha en el cabello ( máximo 4 veces por mes) y siempre usar un protector antes de pasar la herramienta de calor (como tú ya lo haces).

      Si tienes más preguntas con toda confianza puedes preguntarme, de hecho creo que haré un blogpost sobre este tema.

      Mil gracias por leer mi blog.

      Eliminar
  2. SE ME PASO COMENTAR QUE LO USO ANTES DE PASAR LA PLANCHA EN EL CABELLO

    ResponderEliminar