martes, 14 de abril de 2015

Cuando tu cabello es tan seco que hasta el Sahara siente celos

Primero que nada, y como siempre, quiero recordarles que el estado de nuestro cabello y de nuestra piel es casi siempre el reflejo de nuestra salud en general. Sé que esto se los he repetido hasta el cansancio, pero creo que vale la pena mencionarlo una vez más: Salud es belleza, por lo que primero que nada, tenemos que poner atención a la dieta que llevamos y visitar a un médico en caso de que nuestra afección sea seria o que haya aparecido de la noche a la mañana y sin razón aparente.

Parte del "armamento" que tengo en mi baño. Todos estos productos fueron creados para el cabello seco.

Las personas que tenemos el cabello seco sabemos que no es nada divertida la situación: los shampoos que prometen dar brillo parecen no funcionar, el acondicionador muchas veces no nos ayuda y los productos que usamos para peinarnos no le ganan la batalla al frizz. Sí, lo sé: es desesperante... Yo también he estado ahí, y créanme, he probado de todo.

Las razones por la que tenemos el cabello seco son muchas y muy variadas, pasando desde el hecho de que nuestro cabello sea naturalmente reseco (como en el caso de las personas con cabello rizado/chino) hasta la opción de que nuestra melena esté así después de haberlo sometido a un proceso químico (tintes, alaciados u ondulados permanentes) o por el uso de planchas, tenazas rizadoras y secadoras; incluso muchas veces también es el resultado de una dieta desbalanceada.

A continuación te comparto información útil que me ha servido a mi para mejorar la situación de mi cabello:

*La primera batalla comienza en el plato. La mejor manera (y la más eficiente también) de arreglar este problema con nuestro cabello es asegurándonos que nuestro cuerpo tenga las vitaminas, minerales, proteínas y grasas necesarias para que el cabello pueda crecer sano y no sea propenso a problemas. A grosso modo les comento que es necesario que incluyamos cantidades suficientes de frutas, verduras, proteínas y que nos apoyemos en los multivitamínicos y suplementos alimenticios para que nuestro cuero cabelludo tenga siempre lo que necesita para producir cabellos fuertes. (Estén al pendiente del blog, ya que planeo escribir más al respecto de este tema).

*Segundo Round: La regadera. La frecuencia con la que lavamos nuestro cabello puede ser un punto clave cuando se habla de cabello reseco o con frizz, muchas veces las personas que padecen de este problema es porque lavan su cabello con demasiada frecuencia o porque usan shampoos muy agresivos. En mi opinión, es buena idea que se experimente con el cabello, haciendo pruebas durante un periodo de tiempo para encontrar qué es lo que más nos conviene: quizás es buena idea pasar un tiempo lavando el cabello un día sí y otro no, para ver si la situación mejora. En este aspecto he encontrado gente que su melena se ve beneficiada cuando sólo se lavan el cabello dos veces a la semana. Personalmente lavo mi cabello todos los días porque eso es lo que me funciona a mi (Si quieres saber más al respecto, puedes dar click aquí ).

*Shampoo y acondicionador. Es importante asegurarse que el shampoo y acondicionador que se está usando sea el adecuado, ya que estos productos son los que muestran la mejoría inmediata, si es que se usa el producto adecuado. En mi caso, uso un shampoo "suave" (libre de sulfatos) y siempre trato de comprar los que tienen aceites adicionados, o que sean específicamente formulados para el cabello seco o maltratado. En el caso del acondicionador debemos evaluar si es o no conveniente que lo apliquemos desde la raíz: si tu cabello es rizado, está extremadamente dañado y/o lo lavas constantemente, puedes aplicar el acondicionador a lo largo y ancho del cabello; de otra forma es mejor que únicamente lo apliques de medios a puntas.

*Mascarillas y "Deep Conditioners". El uso de estos productos está especialmente recomendado para los cabellos maltratados o muy secos, ya que son ser más efectivos que un acondicionador normal; razón por la que muchos de estos productos son más "pesados" en consistencia. Por lo general, conviene aplicarlos dos o tres veces por semana. Si quieres sacar más provecho de tus acondicionadores, mascarillas y tratamientos, te dejo un link aquí al post que escribí hace unas semanas al respecto.

*Aceites. El aceite de coco y el aceite de Argán son mis favoritos para darle brillo al cabello y combatir el frizz; conviene aplicarlos en pequeñas cantidades y únicamente de medios a puntas para evitar que nuestro cabello se vea sucio y/o grasoso (De hecho también tengo un blog post sobre ellos, te dejo el link aquí).

*Productos de estilizado. Quizás no te has dado cuenta, pero el gel, el spray y el mousse pueden estar robándole el brillo a tu cabello, en lugar de ayudarte con el problema. Cuando un producto contiene alcohol (o peor aún: sal) siempre es muy agresivo para el cabello, por lo que si tienes el cabello rizado, reseco o maltratado es mejor apostar por los acondicionadores que se dejan puestos (O cremas para peinar, como se les conoce en México), ya que estos además de mantener el cabello bajo control, ayudan mucho con el estado de tu cabello porque contienen agentes hidratantes. 

*Procesos químicos y herramientas de calor. Los peores enemigos del cabello son, sin duda alguna, los tintes, decolorantes, químicos que alacian o rizan el cabello permanentemente y las planchas, secadoras y rizadoras; ya que estos tienen la capacidad de dañar hasta la más sana y fuerte de las melenas. Si de verdad quieres tener un cabello saludable necesitas considerar la posibilidad de reducir al máximo o eliminar estos factores en su totalidad para poder ver una mejoría del cabello. De igual forma, en caso de que no quieras deshacerte de tus planchas y/o tenazas rizadoras, es importante que inviertas en un buen protector de calor para el cabello y que tus herramientas estén hechas a base de materiales que dañen lo menos posible la fibra capilar. 

*La importancia de un buen corte de cabello y despuntarse el cabello frecuentemente. Hay que ser realistas: si tu cabello es naturalmente ondulado o rizado no es buena idea que lleves un corte de cabello que requiera que lo peines con secadora todos los días; ¿Quién quiere levantarse 45 minutos más temprano cada mañana para domar el pelo y convertirlo en algo que naturalmente no es? y peor aún, ¿Por qué empeñarse en seguir dañando el cabello con calor? En todo caso, lo más recomendable es tener un corte de cabello que vaya con nuestros rasgos faciales y que además de adapte a la textura natural de la melena. También, es importante despuntar el cabello constantemente, para irnos deshaciendo poco a poco del daño (explico más al respecto de este tema aquí).

Por último, es importante recordar que hay que cuidar la manera en que lo cepillamos y lo peinamos: los cabellos secos y maltratados son extremadamente frágiles y pueden romperse con mucha facilidad; es por eso que cuando el cabello está mojado hay que evitar cepillarlo o hacerlo únicamente con un peine de dientes anchos y jamás poner el cabello en trenzas, colas de caballo o chongos muy apretados.

¿Qué les ha ayudado a ustedes a mejorar la condición de su cabello?
Gracias por leerme.
Montserrat G.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario