domingo, 19 de abril de 2015

Porque los productos también caducan...

Es muy importante ponerle atención a las etiquetas de los productos.

Aunque no mucha gente lo sabe, todos los productos expiran y tienen tiempo de vida... sí, incluso los jabones, los shampoos, los productos de estilizado y todos los demás que siempre creíste que nunca se echaban a perder.
Como la mayoría de la gente hace limpieza los fines de semana, decidí publicar algo sobre este tema el día de hoy para motivarlos a ustedes a darle una "checadita" a las gavetas de su baño y los cajones donde guardan sus productos cosméticos para ver si hay algo que necesitan tirar; ya que muchas veces los productos se echan a perder sin que nosotros nos demos cuenta.

¿Necesitas más razones para "purgar" tu colección de productos? Bien, aquí te van un par: Muchas personas confían en su olfato para darse cuenta si algo ya se echó a perder, pero la mayoría de las veces los productos no huelen mal cuando recién caducan; el problema aquí es que quizás tu crema facial no tenga mal olor, pero en el momento que caducó el FPS que tenía dejó de ser tan efectivo, o los ingredientes que tiene pueden ser de descomposición rápida, lo que puede causar que nuestra piel tenga erupciones o enrojecimiento como resultado de la aplicación de sustancias vencidas.

A veces no es tan grave usar un producto caducado, como en el caso de las lociones o perfumes corporales, ya que en este caso lo único que pudo haber cambiado es que el alcohol se haya evaporado y que ya no huela como cuando lo compraste; o cuando quieres pintar tus uñas con un barniz viejo y te encuentras con que la mezcla se separa y no se ve bien en las uñas; pero sí se debe prestar especial atención cuando se trata de maquillaje, cremas faciales, protectores solares y tratamientos en general que contienen químicos o medicinas para el control de afecciones (como el ácido salicílico de tu jabón para combatir el acné); ya que estos pueden ser contraproducentes y causar reacciones nada bonitas en tu piel.

Para empezar, me gustaría explicar que la fecha de caducidad y el tiempo de vida de los productos son muy diferentes: La fecha de caducidad es la que nos indica hasta qué fecha los ingredientes de los productos cumplen sus funciones al 100% sin ningún problema; mientras que el tiempo de vida es el límite de días/meses que tenemos para usar el producto una vez que esté abierto.

Como sé que es un poco difícil de entender (sumado a que no sé explicar) decidí explicarles la situación con un ejemplo real:

Como pueden ver en la imagen de arriba, esta crema humectante tiene impresa la fecha de caducidad en la parte de abajo de la botella, que es el 10/15 (Noviembre del 2015); lo que significa que el fabricante del producto garantiza que los ingredientes de la crema se mantendrán intactos y que "funcionarán" sin ningún problema hasta esta fecha.
El tiempo de vida viene expresado con la imagen de un "botecito", que además tiene la tapa abierta, con un número y la letra "M" (meses)
Sin embargo, en la etiqueta del producto de la misma crema humectante hay una imagen que nos indica que el tiempo de vida del producto es de sólo 12 M (12 meses); lo que quiere decir que, una vez que abramos el producto, es necesario que usemos la crema en su totalidad durante los siguientes 12 meses, o que tiremos el producto no usado después de estos 12 meses.

Por desgracia, me he encontrado que no todos los productos tienen estos dos datos, ya que las leyes mexicanas únicamente obligan a que se dé a conocer la fecha de caducidad, y no menciona nada al respecto del tiempo de vida de los productos. Sin embargo, los productos hechos en otros países (especialmente los que vienen de Estados Unidos) suelen tener los dos datos, por lo que sólo basta dedicarles un par de minutos más a leer las etiquetas en las tiendas para poder encontrar este tipo de información.

La razón por la que la fecha de caducidad y el tiempo de vida es diferente se debe a que, mientras el producto esté cerrado, no tiene contacto con el oxígeno, bacterias ni otro tipo de sustancias u organismos; lo que significa que puede mantenerse en buen estado por más tiempo (siempre y cuando se mantenga en un lugar fresco, seco y apartado del sol). En cambio, una vez que se abre el producto y se empieza a usar, los componentes se exponen a diversos factores que pueden acelerar el proceso de contaminación o de descomposición del producto.

Impresionante, ¿Verdad? lo curioso es que casi nunca revisamos este tipo de información cuando compramos los productos; ya que asumimos que no tienen fecha de caducidad o que pueden durar mucho más de lo que creemos.

Es por eso que conviene siempre revisar los empaques de las cosas que compramos antes de comprarlas; para asegurarnos de que vamos a poder usarlas en su totalidad antes de que se echen a perder o de que caduquen. 
Incluso perfumes y lociones tienen fechas de vencimiento.


A continuación les detallo unos tips útiles al respecto de este tema:
*Antes de comprar cualquier producto revisa la fecha de caducidad y el tiempo de vida del producto (si es que lo tiene) para que podamos ver si conviene o no comprar el producto, basado en el tiempo que tenemos para consumirlo.
*No vale la pena comprar productos por montones si no los vas a usar antes de que se venzan o caduquen, sin importar que tan baratos estén o que tan buena sea la oferta y/o promoción que la tienda nos ofrece.
*Sé meticuloso y ordenado con tus productos: Evita tener abiertos dos o más productos de la misma categoría: cremas faciales, perfumes, bases de maquillaje, rímeles, etc... ya que es muy poco probable que puedas acabarte todos los productos antes de que sea hora de botarlos; y la verdad ¿A quién le gusta desperdiciar y tirar el dinero a la basura? A mi no, por eso trato de aprovechar al máximo el producto por el que pagué.
*Revisa cada dos meses tus gavetas, y ponte de meta terminarte todo aquello que está a punto de vencer.
*Vale la pena tirar todo lo que usaste mientras tenías una enfermedad, para evitar cualquier tipo de recaídas: ¿recuerdas el rímel de pestañas que usaste cuando tenías la infección en tus ojos? Bótala; al igual que el lápiz labial o chapstick que usaste cuando tenías el fogazo en los labios; y así sucesivamente. Aunque no hayan caducado aún es mejor no arriesgarse y deshacerse de todo lo que pueda ser un foco de infección.

Espero que les haya servido esta información.
Muchas gracias por leerme.
Montserrat G.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario