lunes, 11 de mayo de 2015

Escudo contra el sol


Evitar exponerse al sol entre las 11:00 am y las 4:00 pm, usar cremas o aerosoles que ofrezcan una protección solar de 50, re-aplicar el bloqueador cada 3 horas o después de sudar o nadar; llevar sombrero, pantalón y camisa de manga larga para evitar quemaduras; entender que el uso de productos con FPS (Factor de protección Solar) debe ser pan de cada día y no sólo cuando estamos en la playa o esquiando, etcétera etcétera... Todos hemos escuchado estas recomendaciones: Si no es por parte del dermatólogo, lo escuchamos en la radio o lo vimos en la tele; o quizás un amigo nos comentó al respecto: hay que cuidarse del sol.

Las versiones que encuentras en el supermercado y las farmacias son muy buenas también, además de que son mucho más económicas que las marcas de tiendas departamentales.
Escribir sobre este tema sin ser repetitiva o sin mencionar lo que todos sabemos de antemano es muy difícil, ya que creo que uno de los avances más significativos en materia de cuidado de la piel en la actualidad es que prácticamente todos tenemos conocimiento de los riesgos que una sobre-exposición al sol puede traer; cosa que no era tan conocida 30 años atrás.

De hecho, en el pasado, cuando se hablaba de sobre-exposición al sol, todo el mundo solía pensar que lo peor que podía pasar es que terminaran con una quemadura solar. Hoy en día tenemos más información al respecto y sabemos que el sol en exceso puede causar problemas que van desde el envejecimiento prematuro, manchas y engrosamiento de la piel; hasta problemas de salud tan serios y peligrosos como el cáncer.

Lo más importante en materia de protección solar y de bloqueadores es que, cuando compremos un producto de esta índole, apostemos por aquellos que tienen un FPS de 50, ya que estos nos otorgan una protección casi total contra los daños que el sol pueda causarnos. Además de esto, a continuación les enumero algunos aspectos cuya importancia hace que valga la pena que los conozcamos:

1.-Tus labios y el área de tus ojos necesitan protección extra: Por ser unas áreas sumamente delicadas, necesitan un cuidado extra para no experimentar una quemadura solar. En el caso de los ojos, es mejor no aplicar bloqueador solar en crema, ya que este suele ser muy irritante y por lo tanto hará que tus ojos sufran cuando lo apliques (comúnmente causa ardor, rojez en el ojo y lagrimeo constante) es por eso que siempre es mejor apostar por los lentes de sol, ya que estos protegen al 100% tus ojos.

En el caso de los labios la situación es un tanto más complicada: No mucha gente está consciente que sus labios también pueden sufrir una quemadura solar, pero ¿Has notado que después de un día bajo el sol tus labios se tornan resecos y se despellejan fácilmente? Bien, pues ese es un signo de que tus labios están quemados. Desafortunadamente mucha gente piensa que el aire o el "calor" son los culpables de que los labios se partan durante el verano, cuando en realidad lo más probable es que estén quemados por el sol. Para prevenir este tipo de situaciones, puedes aplicar un bálsamo labial que contenga FPS; sólo recuerda re-aplicarlo constantemente.

2.-Si necesitas extra protección del sol, además del bloqueador solar puedes usar una playera de manga larga, pantalones o falda larga y un sombrero o cachucha. La ropa también funge como un bloqueador solar, ya que las fibras de la misma bloquean el paso de los rayos UVB Y UVA.

3.- El FPS no se "Suma". Si tu crema diaria tiene un FPS de 40, y luego agregas una base de maquillaje con un FPS de 20 y tu polvo facial tiene un FPS de 20 no significa que tu cara está protegida con un FPS de 80; porque el FPS no se suma, por el contrario se toma el producto que tenga el FPS más alto y ese es el que prevalece (O sea, en este caso, la protección que tendríamos es de 40, ya que es el FPS más alto del grupo).

4.- Los productos con protección solar mayor a 50 son una farsa. Sí, yo también caí en esta: antes sólo compraba bloqueadores con FPS de 100, porque sentía que esos eran los que protegían totalmente, cuando en realidad un FPS de 50 funciona exactamente igual que uno de 100. De hecho, el "tope" es 50, que es el que aporta una protección de 90% contra las quemaduras solares, un FPS mayor a eso es pura mercadotecnia y una excusa tonta para cobrarte mucho más caro.

5.-El bloqueador solar debe usarse a diario, especialmente en el rostro.  Aunque no vivas en la costa, aunque sea invierno y/o aunque esté nublado, es necesario que protejamos nuestra piel. Durante el invierno podemos únicamente cuidarnos con el uso de la ropa, ya  durante esta temporada solemos usar prendas que cubren la totalidad de nuestro cuerpo, además de que es común que agreguemos una chamarra encima del atuendo, lo que mantiene nuestro cuerpo a salvo de los rayos solares. Sin embargo, durante la primavera y verano  (cuando el sol está más intenso y usamos ropa que deje al descubierto nuestros brazos y piernas) es necesario que apliquemos un producto con FPS alto. En el caso de nuestro rostro es importante llevar mínimo un FPS de 20 todos los días, ya que nunca la cubrimos.

6.- Incluso las personas con piel morena o muy morena deben usar bloqueador solar. Tristemente todavía hay quienes creen que sólo los que tienen la piel blanca deben cuidarse del sol, cuando en realidad todo el mundo debe hacerlo. Es verdad que las personas con pieles oscuras son menos propensas a desarrollar cáncer de piel, pero también es cierto que es más difícil detectar un melanoma en una piel morena, ya que no siempre es tan visible.

7.-Revisa tus productos de uso diario. Probablemente ya estés usando cosas que contengan FPS, por lo que no es necesario que inviertas en productos nuevos. Muchas cosas, como las cremas humectantes y maquillaje, ya vienen con FPS; por lo que conviene que revises la etiqueta de los mismos para que veas si ya te estás protegiendo del sol con ellos o si necesitas reemplazarlos por una mejor opción.

8.- No todos los bloqueadores solares en Spray o en crema son grasosos ni huelen mal. Hoy en día puedes encontrar diferentes marcas que ofrecen diferentes productos para este fin, que además son adecuados para tu tipo de piel, ¡Oh! y no todos los bloqueadores solares huelen a piña colada, de hecho marcas como Neutrogena, Solar, Hawaiian Tropic y demás tienen diferentes aromas (o productos sin aroma) para que los puedas usar diariamente.

En resumen, es importante que nos cuidemos del sol, independientemente de nuestra raza, sexo, edad o rutina diaria.

¿Ustedes como se protegen del sol?
Gracias por leerme.
Montserrat G.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario