miércoles, 6 de mayo de 2015

Las diez reglas más importantes del maquillaje




En esta ocasión decidí compartirles lo que, en mi opinión, son las reglas más importantes cuando hablamos del maquillaje.

1.- Si aplicas maquillaje, tienes la obligación de removerlo. La primera y la más importante regla de todas: desmaquillarse al final del día; ya que por desgracia, aún hay personas que se van a dormir sin lavarse la cara previamente, incluso cuando saben que es necesario remover hasta el más mínimo rastro de maquillaje. Así que ya sabes: no importa que tan cansada estés o que tan tarde sea: sólo toma 5 minutos.

2.- Siempre usarás el tono de base igual al de tu piel. Es decir: nunca llevar una base más clara o más oscura que nuestra piel.

En dado caso que tu cara sea más pálida que el resto de tu cuerpo (suele suceder) es importante entonces que compres una base de maquillaje del mismo tono que tu cuello. Como regla general: si tienes que aplicar base en tus orejas para emparejar el tono, lo más probable es que tengas el color incorrecto.

Por otro lado, es importante que prestemos atención al tema de los subtonos de piel, ya que algunos tienen subtonos amarillos (fríos) y otros más rosas (cálidos); razón por la que la industria cosmética ahora crea bases de maquillajes más especializadas, con el fin de que nuestra cara se vea lo más natural posible.

3.-La base de maquillaje es para unificar el tono y servir de lienzo, no para cubrir. El trabajo de una base de maquillaje es que toda nuestra piel se vea del mismo tono, además de que prepara el terreno para la aplicación de los demás productos. Por lo tanto, no vale la pena comprar bases de maquillaje de cobertura máxima, ya que el corrector es el indicado para cubrir las imperfecciones. Una base demasiado opaca sólo hará que te veas empanizada.

4.- La preparación de la piel. Antes de aplicar el maquillaje debemos asegurarnos que nuestra cara esté limpia y perfectamente bien hidratada, incluso si tienes el cutis graso. Es importante que cuidemos este aspecto, ya que muchas veces la falta de cuidado facial es la que nos impide tener un maquillaje impecable.

5.- Si el cosmético está muy viejo o sospechas que ha vencido, no lo apliques. Quizás el error más grande que comentemos a veces es comprar maquillaje para "Situaciones especiales" (para cuando te invitan a una fiesta, o tienes un evento, o te tomarán fotos) ya que esto significa que no usarás el producto constantemente, lo que se traduce en que quizás el cosmético vivirá en tus cajones por muchos años. Si sospechas que el producto que quieres aplicar está vencido, o has caído en cuenta que ha estado en tus gavetas por más de un año, es mejor que no te arriesgues y lo tires a la basura. Si quieres saber más al respecto de las fechas de caducidad, te dejo un link aquí al blogpost que escribí al respecto.

6.- Difumina. Nada de líneas muy marcadas: endurecen las facciones y son poco estéticas; o corrector que se ve como una plasta sobre la cara... Es importante tomar el tiempo para difuminar todos y cada uno de los productos que apliquemos en nuestro rostro (especialmente las sombras de ojos, el rubor y el bronceador).

7.- Las cejas se ven mejor naturales. Aunque ahora se usa rellenar las cejas para hacer que se vean más gruesas, cuando veas tus fotos de ahora dentro de 20 años te vas a arrepentir: No hay nada mejor que lo natural, y la madre naturaleza es sabia. Trata de respetar tu arco natural de cejas y sólo depilar los vellitos que se salen del mismo; y cuando las maquilles evita exagerar. Me lo agradecerás en un futuro.

8.-Las tendencias pasan, pero lo clásico se queda. Hay leyes universales, que aunque pasen "de moda" siempre serán estéticas; y una de ellas es "Enfatiza sólo un rasgo"; es decir: si llevarás los labios con colores vibrantes, mantén el resto de tu cara sobrio; si has puesto empeño en el contorno e iluminado de tu cara o aplicaste un rubor dramático, lleva los ojos y la boca en tonos neutrales o naturales; y si tienes un ojo muy cargado o con efecto ahumado, déjale el protagonismo al ojo y no apliques labiales con colores intensos ni coloretes fuertes. Quizás parezca anticuado y poco aventurado, pero esto se verá bien siempre.

9.-Mantendrás tus herramientas limpias (dedos, brochas) Todo instrumento que uses en tu cara deberá estar previamente lavado y desinfectado: tus brochas de maquillaje, tus esponjas, tus dedos, etc... Esta es la única forma de evitar que se distribuyan bacterias en tu cara y que mantengas un cutis sano.

10.- Jamás compartirás tu maquillaje con nadie. Ve tu maquillaje y tus brochas como si fuera tu cepillo de dientes: no lo compartas, ni lo prestes; ya que puede ser sumamente antihigiénico y convertirse en un foco de infección. En caso de que vayas a que un maquillista profesional te arregle es importante que te asegures que desinfecte las herramientas y los cosméticos antes de aplicarte cualquier cosa en la cara.

Gracias por leerme.
Montserrat G.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario