miércoles, 15 de julio de 2015

No heat June



A pesar de que amo y adoro llevar el cabello lacio, tengo que ser realista y admitir que planchar mi melena todos los días no es exactamente lo más saludable del mundo (especialmente ahora que llevo el look ombré y la decoloración lo ha dañado considerablemente). Es por eso que durante los últimos 4 años he puesto empeño en reducir el número de veces que uso calor en mi cabello a sólo dos veces al mes y, además, elegir un mes al año donde por 4 semanas hago una promesa de que no usaré ni la plancha ni la secadora en mi melena.

¿Quieres saber por qué? Bien, pues cuando decides no usar calor de ningún tipo en tu cabello por un mes no sólo estás evitando dañarlo aún más, sino que también te estás dando la oportunidad de conocer cuál es la textura real de tu pelo, además de que descubres nuevas formas de peinarte y de lucir un tanto diferente (en caso de que todos los días lleves tu cabello peinado con calor). De hecho, la idea principal es que encontremos maneras "heat-free" de peinarnos, las cuales poco a poco harán que nos sintamos cómodas con la manera en que nuestro cabello luce, sin necesidad de usar técnicas que sólo suman daño.

Primero que nada quiero aclarar que este método no ayuda a "reparar" un cabello maltratado o sobreprocesado, ya que una vez que dañas tu cabello, ningún  producto o método puede revertir el daño que le hemos hecho. ( Si te interesa saber más al respecto, tengo un blogpost sobre ese tema aquí). La meta principal cuando seguimos este mes sin calor es detener el daño y tratar de que nos enamoremos de nuestro cabello natural, con el fin de que (a la larga) usemos menos calor.

Aunque no lo publiqué ni lo hice del conocimiento de todos, el pasado mes (a partir del 5 de Junio) me comprometí a no usar ni un solo día calor en mi cabello por las siguientes cuatro semanas... y lo logré. Pero, como sé que no es tan fácil guardar la plancha en un cajón bajo llave y simplemente pasar un mes sin usarla, a continuación te comparto tips que me han ayudado a llevar a cabo esta técnica sin tantos dramas ni contratiempos:

1.-Escoge el mes que más te convenga. Parte importante del éxito del programa es que encuentres un mes donde puedas darte este lujo. Por ejemplo, en mi caso el mes de junio es perfecto ya que casi nunca tengo bodas ni compromisos en donde peinar mi cabello en un salón sea necesario, además de que es un mes donde llueve mucho y la humedad y el calor hacen que peinar mi cabello con la plancha sea absurdo de cualquier forma ( se esponjaría en segundos); eso sin mencionar que durante ese mes voy a la playa y casi siempre dejo mis aparatos en casa.

2.- Despunta tu cabello antes. Visitar a tu estilista antes de pasarte el mes sin tu amada plancha es necesario, ya que cuando llevamos el cabello "al natural" es más visible y notorio el daño, además de que las puntas partidas suelen ser más obvias que cuando lo planchamos o alisamos. Igualmente, es buena idea que le comentes a tu estilista que planeas no usar calor en tu cabello, con el fin de que él o ella te pueda recomendar productos o te muestre ahí en el salón alguna técnica para peinarte sin necesidad de usar aparatos eléctricos.

3.- Youtube y pinterest como fuente de inspiración. Si no tienes idea de cómo domar tu pelo o si no quieres vivir con el eterno "messy bun" mientras pasa el mes, puedes darte una vuelta por YouTube o buscar en pinterest ideas de cómo peinarte; ya que ahí encontrarás tutoriales que muestran desde cómo hacerte una trenza francesa hasta cómo hacerte ondas en el cabello sin necesidad de recurrir al calor. Date la oportunidad de probar nuevas técnicas, y tal vez encontrarás algo que te sirva y se convierta en tu nueva forma favorita de peinarte.

4.-Mascarillas, tratamientos, acondicionadores. Una idea fabulosa es que durante este tiempo le dediques más atención a tu cabello, aplicándole tratamientos o mascarillas que hidraten el cabello, combatan el frizz y lo hagan tener brillo y verse saludable. Es más probable que logres pasar el mes sin usar tus aparatos de calor cuando tu melena se ve espectacular, ya que reduce la necesidad de hacerle "algo" para que se vea decente.

5.- Messy hair trend. Aprovecha que estamos viviendo la época donde lo desarreglado se ve bien: la melena playera, el chongo despeinado, la trenza floja, el estilo boho-chic... Ahora más que nunca nos podemos dar el lujo de llevar un cabello más relajado y vernos à la mode.

6.- Maquillaje. Si de plano te sientes desarreglada cuando no alacias u ondulas tu cabello, puedes recurrir a prestar más atención a tu maquillaje: muchas mujeres encuentran el equilibrio que necesitan cuando prestan más atención a lo que aplican a su cara. Sí, quizás un chongo despeinado no sea algo que te encante, pero una vez que lo lleves con un labial rojo o con un smokey eye quizás cambiarás de opinión.

¿Ustedes usan calor en su cabello constantemente o prefieren llevarlo al natural?
Muchas gracias por leerme.
Montserrat G.











martes, 7 de julio de 2015

20 tips pre-viaje *Edición: Vacaciones en la Playa*


Lobby de mi resort favorito en Puerto Vallarta (Now Amber)
Después de muchos años de errores y desgracias durante mis viajes a la playa les puedo comentar que he aprendido mucho al respecto, y ahora cada vez que viajo tomo en cuenta un par de cosas para hacer mi experiencia lo más cómoda y agradable posible; y se los quiero compartir en esta entrada.

¿Listos? Vámos:

1.- Infórmate sobre el hotel que visitas, lo que ofrece y lo que no. Lo primero y lo más importante: no asumas, pregunta y asegúrate. Sí, tal vez tu crees que ellos te proporcionarán una toalla para usarla en la piscina o en la playa, pero puede ser que no lo hagan. Algunos hoteles proporcionan desde shampoo hasta acondicionador y pasta de dientes, otros únicamente te dan una barra de jabón. Esta información es indispensable para saber qué empacar.

2.- ¿Cuántos días te quedarás y qué planes tienes para esos días?. Estos dos aspectos te ayudarán a darte una idea de la cantidad de ropa y cosas que debes empacar y qué tipo de ropa debes traer. Si sólo planeas acostarte sobre la arena o broncearte en un camastro junto a la alberca no necesitarás las mismas prendas que necesitarías si deseas hacer senderismo o si decides pasar cada uno de los días en algún tour explorando el pueblo o incluso buceando. Por lo tanto, si sólo descansarás en el resort quizás no necesitas traer tus tenis, y si planeas abrazar los tours y ser parte del "ecoturismo" con las aventuras en la selva obviamente vas a necesitar más zapatos que tus sandalias.

3.-Arma tus outfits para cada día. Nunca empaques un montón de camisas, pantalones y shorts al azar, ya que siempre es mejor armar el atuendo para cada día y saber de antemano qué cosa te pondrás con qué cosa. De hecho, la youtuber Mimi Ikonn  mostró una idea fabulosa en su video "how to pack light for travel?" donde ella le toma fotos a los outfits que planea usar, con todo y los zapatos y accesorios; con el fin de que tengas en tu teléfono todo arreglado, como un "menú" para saber qué usar cada día y no perder tiempo probándote cosas, tratando de adivinar qué se ve mejor con qué... Además de que planear de esta manera reduce considerablemente la tendencia a empacar demasiado.

4.- Olvídate de las dietas relámpago. No quieras adelgazar en una semana  (o peor aún: en días) dos o tres kilos, eso no es posible ni saludable. Un cuerpo saludable y en forma se construye con tiempo y trabajo continuo; si no comenzaste la dieta y no fuiste al gym desde el año pasado, no pretendas verte como las chicas de la portada de revista de fitness.

5.- Los bloqueadores solares son indispensables. Claro que todos queremos lograr un bronceado, y no está mal, lo que sí está mal es no cuidar nuestra piel cuando nos exponemos al sol. Independientemente de si planees broncearte o no, siempre carga con un bloqueador solar con FPS alto, para proteger tu piel del daño solar. (Además de las precauciones que ya sabemos, como no exponerse en las horas donde el sol es más intenso, usar lentes y sombrero, blah blah blah...)

6.-Empaca unas tijeras y pegamento (tipo super glue/kola loka).- Yo sé que suena bizarro, pero siempre se necesita este tipo de cosas, Ya sea para cortar una etiqueta, para pegar un tacón, para "reparar" algo que rompiste en la habitación (puede pasar),para abrir un empaque, para pegar una uña rota, para cortar las sueltas de las playeras...

7.-La belleza de los productos "Travel Size".- No vas a quedarte a vivir ahí, ¿Verdad? Entonces no tiene sentido que traigas contigo productos de tamaño regular, a menos que lo compartas con otras personas en el viaje. Las versiones mini o los frasquitos donde puedes vaciar un poco de tus productos son extraordinarios para este tipo de situaciones y  pueden ayudarte a ahorrar espacio.
Las botellitas y botecitos vacíos los puedes comprar en cualquier supermercado.
8.- Si vas a compartir la habitación con más personas, divídanse algunos productos. Especialmente si son tus amigos o tus familiares y sabes que sí llevaran lo que les corresponde: Si se quedarán cuatro o tres personas en un cuarto, no tiene caso que cada una lleve un tubo de pasta de dientes, ¿O sí? Pueden ponerse de acuerdo para que cada una lleve una botella de un producto de uso común (sin que el asunto sea antihigiénico): vale la pena que una persona lleve una botella de jabón líquido para la ducha, otra lleve la crema corporal, una más el shampoo, pasta de dientes, incluso el bloqueador solar. Yo sé que algunas personas (especialmente las mujeres) pueden ser un poco especiales en cuestión de marcas y cosas así, pero se pueden llevar cosas que les gusten y les sirvan a todos (nunca he visto que alguien se queje porque hay shampoo pantene, crema para el cuerpo dove y pasta de dientes súper mentolada).

9.- Empaca de acuerdo a tu estilo y lo que te hace sentir bonita. Sí, hay un montón de personas que están en contra de que uno use tacones en las vacaciones o de que empaque maquillaje o pestañas postizas o incluso la secadora y plancha para el cabello; pero sus opiniones no cuentan. Es verdad que lo ideal es darte un respiro y apostar por una imagen más natural y relajada, pero eso no significa que tengas que hacerlo así: Tú empaca lo que necesites para sentirte cómoda y confiada en ti misma. Si quieres salir por la noche y planeas hacerte un smokey eye, llevar tacones y pasar una hora peinándote: hazlo, al fin y al cabo "Genio y figura, hasta la sepultura".

10.- En la playa, a causa del calor, del sol y de la humedad, la situación de tu cabello y de tu piel empeora. Siempre pasa: Si tu cabello es seco, date cuenta que se pondrá peor allá; si tu cara es grasa, tendrás más brillo que nunca; y así sucesivamente. Es por eso que no debes olvidar empacar los productos necesarios para ayudar a la condición de tu piel y mantener tu cabello bajo control. 


11.- Siempre empaca un par de flip flops.Tan indispensables como tu cepillo de dientes, ya que las necesitarás para bañarte con ellas y para evitar cualquier contacto de tus pies con zonas húmedas donde puedan existir hongos.

12.- Jamás lleves productos nuevos (cosas que no hayas probado antes). Este no es el momento para experimentar: olvídate de comprar una crema para tu cara que jamás hayas probado antes; eso hazlo cuando estés en casa y puedas correr con el dermatólogo en caso de alguna reacción alérgica. Mientras estés en la playa (o en cualquier otro lugar) apégate a lo que sabes que es bueno y funciona, los experimentos los puedes hacer después.

13.- No empaques tu laptop a menos que sea estrictamente necesario. Pesa mucho, es frágil y ocupa mucho espacio. Yo sé que muchas veces no puedes desconectarte de tu trabajo o que necesitas estar al pendiente de tus correos o hacer uso de programas que fueron creados para tu empresa mientras estás a distancia; pero, dentro de lo posible, trata de cubrir estas necesidades a través de tu iPad o de tu teléfono inteligente. Lo mismo va para cámaras y demás gadgets, a veces puedes sustituirlos o de plano mejor dejarlos en tu casa.

14.- Siempre lleva contigo un botiquín de emergencia. Aunque no tengas que tomar medicamentos todos los días y seas una persona súper saludable y nunca te enfermes, siempre es buena idea cargar con un par de cosas por si algo sucede: medicamento para el dolor, curitas, gel con lidocaína o aloe vera para las quemaduras solares, algo para combatir las alergias o intoxicaciones, medicamento para el estómago y toallas femeninas y tampones (más vale prevenir, y este tipo de cosas no ocupan demasiado espacio de cualquier forma). Esto también se los pueden repartir entre las personas que irán al viaje, ya que no tiene caso que cada quien lleve su botiquín.

15.- Dale preferencia a las piezas completas y a los "convertibles". Cuando empaques, es mejor optar por los vestidos, rompers y jumpsuits; ya que generalmente no ocupan mucho espacio, además de que no necesitas planear ni empacar nada más, ya que se tratan de una sola pieza. También, es buena idea apostar por prendas que pueden ser casuales y formales dependiendo de los accesorios, para que tengas opciones en caso de que salga algo de imprevisto.
El típico vestido negro corto puede ser muy versátil: se puede llevar de noche o para un evento formal, agregando tacones y joyería llamativa; además de cuidar el peinado y el maquillaje.
El mismo vestido negro puede verse casual si agregamos accesorios más informales y "relajados".
16.-Trata de cargar exactamente lo que necesitas. Dale prioridad a lo que de verdad tienes que llevar y trata de recortar lo que no (aunque cueste mucho trabajo) Si sólo vas a quedarte 4 días no hay por qué cargar con 7 outfits diferentes y 5 pares de bikinis. Entiendo que quieras variedad y tener opciones, pero no vale la pena pagar extra por el sobrepeso. La mejor manera de cortar con los "excesos" es usando una maleta pequeña: sólo llevarás lo que le quepa y punto. Ya de ti depende si quieres llevar muchos zapatos y usar el mismo short de mezclilla 3 veces, o si quieres traerte todo tu kit de maquillaje y sólo traer dos pares de bikinis.
Lo ideal es que si será un viaje de 4 o 5 días, puedas meter todo lo que necesitas en una maleta "carry-on". Busca en youtube vídeos al respecto para que puedas asesorarte de cómo empacar como un pro.
17.- Aunque vayas a la playa, trae contigo un blazer o un suéter . Hay cosas que no debes olvidar, y una de ellas es que el clima cambia: ya sea porque el aire acondicionado del restaurante donde estás mantiene el lugar demasiado frío, porque está lloviendo o porque simplemente el clima se tornó un tanto "fresco" y necesitas algo con qué cubrirte. Una chamarra de mezclilla, un suéter ligero o un blazer de un color neutro nunca debe faltar en tu maleta.

18.-Gánale tiempo al tiempo. Está bien, empezar a empacar una semana antes de partir puede ser una locura, pero sí debes dedicarle un poco de tiempo una semana antes de partir a las cosas que necesitas y revisar las prendas que te gustaría llevarte. Si lo haces con tiempo, podrás hacer una lista de lo que necesitas comprar, revisar si necesitas lavar algunas prendas, coser un botón flojo, llevar tus zapatos a que le pongan tapas, ver si tu maleta está aún en buen estado, y cosas por el estilo. Sé que mucha gente deja al último la tarea de hacer maletas, pero créeme: si hay un desperfecto o te faltan cosas, no podrás solucionarlo si empacas una noche antes de partir.

19.- Belleza que dura. Si la idea es disfrutar tus vacaciones, lo que menos quieres hacer es dedicarle tiempo innecesario a verte bien, ¿cierto? Es por eso que, en mi opinión y experiencia, es mejor guardar el rastrillo y mejor agendar una cita para una depilación de cualquier parte de tu cuerpo que lo necesite. Sí, es doloroso y no a mucha gente le gusta, pero sus resultados duran mucho y valen la pena. Míralo de esta forma: Si te rasuras, tendrás que hacerlo todos los días, para poder mantener tus piernas, axilas y área de bikini suaves; si te depilas, podrás evitar pasar ese tiempo bajo la regadera. Además, si por alguna razón te quemas con el sol, no querrás pasar la cuchilla por tus piernas, sin mencionar que muchas veces el excesivo uso del rastrillo puede causar irritación...

Lo mismo va para el pedicure y manicure: Apuesta por el esmaltado en gel, ya que dura mucho más sin despintarse y es más cómodo que el esmalte regular. 


20.- Todo cabe en un jarrito, sabiéndolo acomodar. Sí, vas a tratar de llevar sólo una maleta pequeña, pero te sorprenderías de todo lo que le cabe. Es un hecho que cualquier hueco y espacio debe ser aprovechado. Pon absolutamente todo lo que te vas a llevar en el piso, junto a la maleta y trata de encontrar la forma de que todo entre: enrolla tu ropa, acomoda los zapatos correctamente, las flipflop y zapatos de piso ponlas en bolsas de plástico y distribúyelas al rededor de la maleta, pegadas a las paredes; vaya, si tienes paciencia podrás lograrlo. Y bueno, como ya dije arriba, puedes apoyarte en YouTube: Ahí he encontrado un montón de tutoriales sobre cómo empacar inteligentemente.

¿Ustedes tienen algún truco o tip que sea útil a la hora de viajar?
Muchas gracias por leerme.
Montserrat G.