martes, 13 de octubre de 2015

La vida después del ombré hair

Sacrificar tu cabello en el nombre de la moda y las tendencias no siempre es tan divertido como parece, especialmente porque al final siempre pagamos un precio alto por todo el daño que le causamos a nuestra melena: Cabello pajoso, tonos disparejos, frizz, tener que cortarlo en  un bob para eliminar el daño, cubrir la resequedad con kilos de sílica y crema para peinar, etcétera, etcétera...

Como ustedes ya saben, en Abril del 2015 decidí dejar atrás la idea de mantener mi cabello en su color natural y jump on the ombre hair bandwagon; y la verdad no me arrepiento: Sí, mi pelo se dañó bastante, pero por meses pude experimentar el cabello playero en su máxima expresión: Ondas, color degradado, long bob, el estilo relajado y desenfadado... Valió la pena.

Pero muy rápido me cansé de esa imagen, ya que la primera semana de Agosto decidí volver a pintar mi cabello nuevamente de un solo color, con el fin de "emparejar" el tono.

Mi cabello, 4 semanas después de la primera aplicación del tinte que eliminó el "ombre hair".

Por supuesto que yo sabía que el cabello previamente decolorado no se comporta igual a uno que no ha sido sometido a este tipo de procesos, es por eso que desde un principio entendí que para poder mantener mi tono vibrante y parejo, tenía que adoptar nuevas formas de cuidarlo y definitivamente tenía que usar productos especiales para alcanzar dicho objetivo. A continuación les comparto los productos más importantes de mi transición del ombré a full brunette:

Mi tinte favorito.
Tinte y peróxido Argan Oil Hair Color de la marca "One N Only", de venta en Sally Beauty Supply. 
Primero que nada me gustaría compartirles que hace mucho tiempo renuncié al tinte de "cajita" que puedes comprar en los supermercados, ya que personalmente prefiero el color y la duración que los tintes profesionales me ofrecen. En mi caso, el que he usado por los últimos años es el tinte Argan Oil Hair Color, de la marca One N Only, mismo que viene adicionado con aceite de argán, por lo que resulta menos agresivo que otros tintes que hay en el mercado.

Desde que decidí teñir mi cabello de un solo color (Agosto) , hasta el día de hoy, he teñido mi cabello en dos ocasiones, aunque les platico que la primera vez que lo teñí, mi hermana (quien es estilista profesional) siguió un proceso un tanto "peculiar" ya que decidió que el tubo de tinte lo iba a dividir en dos tazones: en uno lo revolvería con un peróxido de 10 volúmenes (mismo que aplicaría en la zona donde tenía el cabello decolorado) y en otro lo revolvería con uno de 20 volúmenes (aplicándolo en la raíz y en todos aquellos mechones que no estaban decolorados). La segunda ocasión que teñí mi cabello (la semana pasada), mi hermana mezcló todo el tubo de tinte con un peróxido de 20 volúmenes y lo aplicó uniformemente en toda mi melena.

Tono del cabello recién pintado (segunda aplicación de tinte)
En caso de que les interese, el tono que he estado usando todos estos años en mi cabello es el 5N o con el 5T cuando lo quiero un poco más oscuro.

Shampoo y acondicionador.
Dicen que la vida del color de tu cabello depende de qué tan seguido lo lavas, qué tanto lo expongas al sol y que productos usas en él; y la verdad tienen toda la razón. Es por eso que, ahora más que nunca, me importaba prestarle atención a los productos que me ayudaran a mantener el color tan vibrante como cuando recién lo teñí.

Como regla general siempre trato de usar shampoos sin sulfatos, diseñados especialmente para el cabello reseco o dañado (ya que necesito toda la hidratación que me puedan dar) y que sean seguros para uso diario; pero en esta ocasión también quise usar productos que me ayudaran a mantener el color en mi cabello.

Shampoo y acondicionador "Brilliant Brunette" de John Frieda, especialmente diseñados para cuidar y proteger el cabello castaño. De venta en tiendas de autoservicio.

Si me siguen en Instagram o en Snapchat sabrán que desde el mes pasado le he prestado atención a los productos del cuidado de color que ofrece John Frieda , por lo que decidí incluir un poco de mi experiencia en este post y compartirla con ustedes.

El shampoo y el acondicionador "Brilliant Brunette" prometen ser productos que cuidan el color castaño de tu cabello (natural o teñido) devolviéndole la hidratación a través de las perlas molidas y aceite de almendras que contiene; sin depositar color (lo que significa que no necesitarás guantes y que no mancharás tu baño cada vez que laves tu cabello)


Lo que me gusta del shampoo es que deja el cabello sintiéndose muy limpio pero no extremadamente reseco, y que es una fórmula un tanto concentrada, por lo que no necesitas mucho producto para lavar toda tu melena.

El acondicionador, por otra parte, es mucho más ligero que los acondicionadores que estoy acostumbrada a usar, por lo que quizás no va a ser mucho de tu agrado si necesitas un tratamiento más "rico" y pesado en su fórmula para mantener tu cabello bajo control. Sin embargo, no aplasta el cabello ni lo deja excesivamente grasoso, por lo que es ideal para aquellas que lavan su cabello esporádicamente y/o tienen poco cabello o muy fino. (Si quieres saber cómo aplico el acondicionador para aprovechar al máximo sus beneficios, te dejo el link al blog post donde hablo al respecto aquí)

Cuidado extra para mantener el color.
El Colour Refreshing Gloss era uno de los productos que más me emocionaba probar, especialmente porque la opinión de las youtubers y bloggers que han probado dicho producto son muy dividas: unas lo aman y otras lo odian; por lo que no podía esperar para ver qué sucedía en mi caso y poder compartirles mi experiencia y resultados.

"Colour Refreshing gloss" para Castañas de tonos fríos, de la marca John Frieda. La marca ofrece diferentes versiones para todos los tonos de cabello. Lo puedes encontrar en tiendas de autoservicio.
De acuerdo al sitio web de John Frieda, este producto está diseñado para intensificar los tonos castaños, además de que elimina los tonos rojizos, cobrizos o anaranjados; "refrescando" el color para mantenerlo como recién aplicado, a través de una aplicación semanal de producto. También, el envase dice que no importa si tu cabello está teñido en casa o en un salón, y que funciona independientemente de la marca de tinte que uses.

Lo interesante del producto es que no contiene peróxido ni amoniaco, además de menciona que no daña el cabello ya que no tiene el poder de aclararlo o de oscurecerlo...

Después de usar este producto por 6 semanas, y seguir las instrucciones al pie de la letra (si quieres saber cómo se usa, te dejo el link aquí ) puedo concluir algunas cosas:

1.- Las personas que lo "odiaron" es porque no entendieron el propósito del producto, ya que este no sustituye al tinte. Si tienes el color disparejo, canas, o crecimiento del cabello, este producto NO cubrirá eso, ya que su función es totalmente diferente. Por lo tanto, si necesitas pintarte el cabello, es necesario que apliques el tinte.

2.- Es buena idea usar guantes cuando lo aplicas. A pesar de que no tiene peróxido ni amoniaco, el producto sí tiene pigmentos por lo que es probable que termines con las manos manchadas si no tienes cuidado. En el envase dice que no es necesario usar guantes, ya que es suficiente con lavarse bien las manos inmediatamente después de aplicarlo; pero en mi caso aún con esto terminaba con las manos cafés, por lo que opté por cubrir mis manos cuando lo usaba.

3.- Aplicar una mascarilla después del tratamiento es buena idea y no afecta el efecto del Gloss. Después de usar el producto un par de veces noté que mi melena se ponía más reseca y con más frizz de lo normal, por lo que contacté a la gente de John Frieda y me asesoraron al respecto; y desde entonces lo he vuelto una rutina semanal: Aplico el gloss en todo mi cabello, espero 7 minutos, lo enjuago e inmediatamente después aplico una mascarilla capilar súper hidratante.

4.- El producto funciona. En verdad ayuda a mantener el color por más tiempo, siempre y cuando lo uses cada semana y te apoyes en otros productos para el cuidado de tu color.

En cuestiones de productos de estilizado, tratamientos, aceites y fijadores, sigo usando los mismos productos de siempre, ya que todos ellos argumentan que son seguros de usar en el cabello teñido, por lo que esta parte de mi rutina no tuvo que ser modificada después de que teñí mi cabello.

Como resumen les puedo decir que estoy muy contenta con los resultados que he tenido hasta ahora, ya que el color me ha durado "parejo" por estos dos meses sin problemas, además de que no he tenido mayor problema en temas de resequedad o cualquier otro inconveniente que viene en el kit de "ya sobreprocesaste tu cabello y este es el precio a pagar".

¿Ustedes han tenido experiencias similares? ¿Qué productos usaron?

Muchas gracias por leerme.
Montserrat G.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario