martes, 12 de enero de 2016

Sacándole más provecho a las banditas Bioré...

¿Quién no ha probado las bandas de limpieza de Bioré  alguna vez en su vida? Sin miedo a equivocarme puedo decir que la inmensa mayoría de las mujeres nos hemos divertido (y asqueado) con toda la mugre y puntos negros que sacan estas pequeñas cosas.

La marca ofrece diferentes versiones de acuerdo a tus necesidades. En esta foto les muestro las que normalmente uso yo. Precio $85.00 MXN c/u. De venta en supermercados y farmacias.
 A pesar de que el producto en sí es muy eficiente y funciona sin problemas, les quiero compartir que hace unos años descubrí que hay un par de trucos que ayudan a que las banditas funcionen mejor y que saquen un mayor número de puntos negros. Y, la verdad, ¿A quién no le gustaría obtener mejores resultados y terminar con una piel más limpia? Al menos a mi sí...

Sin embargo, me gustaría decirles desde ahora que este "ritual" requiere de más tiempo y necesita un poco más de productos y de atención, sin embargo, vale la pena y ustedes mismos podrán darse cuenta de los resultados. También, es necesario que sepan que este proceso puede resultar muy "agresivo" para la piel, razón por la que sólo debe seguirse una o dos veces al mes, con el fin de evitar irritación o resequedad en tu cutis.

¿Listos? Comencemos...

1er Paso: Remover el maquillaje.
Agua micelar de Garnier $99.00 MXN (reseña completa sobre el mismo aquí). Toallitas desmaquillantes Bioré $65.00 MXN. De venta en supermercados o farmacias.
Cualquier desmaquillarte que uses está bien, lo importante es que la piel quede libre de cualquier cosmético.

En mi caso, me gusta hacer este proceso por la noche (porque es cuando tengo más tiempo) y siempre remuevo el maquillaje de toda mi cara; aunque en realidad sólo es necesario que esté limpia la zona donde vamos a aplicar las banditas.

Para desmaquillar mis ojos uso el agua micelar, y para remover el maquillaje de mi cara he estado usando las toallas desmaquillantes de bioré. Ambos productos funcionan de maravilla y remueven el maquillaje de mi cara sin mayor problema; incluso las bases de maquillaje full coverage y los rímeles waterproof. 

2do. Paso: Lavar tu cara.

Sí, tal vez creas que el removedor de maquillaje se llevó absolutamente todos los cosméticos que tenías puestos y que tu cara está limpia... y quizás tengas razón, pero en esta ocasión necesitamos que nuestra cara esté súper limpia, por lo que es necesario que lavemos el rostro para asegurarnos que, de verdad no hay ni una gota de mugre, sudor, grasa o producto.

Escoge el jabón de acuerdo a tus necesidades: si tienes cutis con tendencia al acné, usa un jabón que contenga ingredientes que ayuden a combatir la grasa en tu cara; en caso de que tengas un cutis sensible, lava tu cara con un producto diseñado para ser suave al mismo tiempo que remueve la mugre.

La idea aquí es que lavemos nuestra cara con el fin de que la piel quede extra limpia y que no haya rastro de ningún producto para que las banditas se adhieran directamente a los poros.

3er. Paso: Exfolia.
Si tu limpiador facial es también un exfoliarte, puedes saltarte este paso. En caso de que hayas usado un jabón simple, puedes usar azúcar para exfoliar tu cara; únicamente recuerda ser delicada y no frotar demasiado fuerte, para que no dañes tu cutis.

¿Por qué es importante la exfoliación? Bueno, en este caso cuando removemos las células muertas de nuestra piel, estamos asegurando que las banditas podrán pegarse directamente a la mugre de los poros, sin que exista esa capa extra de piel que impide que esto suceda.

4to. Paso: Abre tus poros.
La mejor forma de abrir tus poros es con un sauna facial: ya que el vapor del agua hará el trabajo, y es mucho más seguro que poner una toalla mojada en agua caliente sobre tu cara o usar piedras calientes (estas dos últimas técnicas sólo deben ser ejecutadas por un profesional o por alguien con mucha experiencia, ya que de otra forma puedes terminar con quemaduras).

Sauna Facial de la marca CONAIR. De venta en tiendas departamentales. (Imagen tomada de la página web de la marca)
En caso de que no tengas un sauna facial (como yo), puedes hacer uno en casa: lo único que necesitas es calentar un poco de agua en una olla, transferir dicha agua a un bowl y acercar tu cara para dejar que el vapor abra tus poros; en caso de que así lo desees, puedes poner una toalla en tu cabeza para evitar que el vapor se escape.

**Imagen tomada de google Images para fines ilustrativos.
5to. Paso: Aplica las banditas.
De acuerdo con las instrucciones, es necesario que la piel esté húmeda para que estas se adhieran a la piel, por lo que puedes usar un poco de agua tibia para humedecer tu nariz o cualquier otra zona en la que quieras aplicar la banda.

Después de 15 o 20 minutos, la banda estará totalmente seca y lista para removerla. Recuerda que es importante seguir las instrucciones que están escritas en la caja y en la envoltura de cada una de las bandas, con el fin de que los resultados sean óptimos.

Et voilà! Después de este proceso tu piel quedará limpia y libre de puntos negros, lista para recibir tu serum favorito o para que le apliques tu crema facial. 

¿Ustedes de qué manera mantienen su piel libre de puntos negros e imperfecciones?

Gracias por leerme.
Montserrat G.

2 comentarios:

  1. Me interesa desde hace tiempo comprarlas y qué bueno que leí tu post primero :) He usado varios productos de Bioré y nunca me decepcionan, espero que este sea igual💗 saludos!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por visitar mi blog, ya te estaré stalkeando en tus redes sociales para ver cómo te fue con este producto.

    ResponderEliminar