jueves, 26 de enero de 2017

Laura Mercier Translucent Loose Setting Powder: Un Must Para Las Que Amamos El Maquillaje.

Tenía mucho tiempo que no me sentaba frente a mi computadora a "bloguear" tan tarde en la noche, pero supongo que a veces debes aprovechar el tiempo libre que tienes y dedicarle unos minutos a hacer lo que te gusta (Aunque estoy segura que publicaré esta entrada hasta mañana en la tarde).

Polvo traslúcido de Laura Mercier, de venta en Sephora y en el Palacio de Hierro. Precio por bote de 29 gr. $700.00 MXN
El 2016 fue un año bastante raro y no tan agradable en muchos aspectos, sin embargo, también fue un año en el que me di la oportunidad de probar muchos productos que me llamaban la atención. Y no es que yo haya renunciado a mis intentos por adoptar un estilo de vida "minimalista": simplemente durante ese año hice un esfuerzo sobrenatural por comprar conscientemente y usar lo que estaba en mi colección.

Y, bueno, obvio no tengo que decir que estoy súper lejos de ser minimalista: Aún tengo un millón de triques y parece que no voy a deshacerme de muchas cosas pronto, sin embargo estoy segura que el 2017 será un año en el que mi meta en general es ser más responsable con mis gastos y terminarme las cosas que ya tengo.

En fin, uno de los tantos productos que adquirí durante el 2016 ( en Septiembre, para ser exactos) es el polvo traslúcido de Laura Mercier, ¡mismo que no he soltado desde entonces!

Si eres una beauty addict como yo, sabrás que este polvo (junto con el de RCMA) fueron protagonistas en los videos de youtube y en los blogs de belleza; y tengo que admitir una cosa: Al menos el de Laura Mercier, SE LO MERECE.

¿Qué es? 
De acuerdo con la página de Laura Mercier, este producto es un polvo sedoso, ligero y con un acabado matte especialmente diseñado para sellar el maquillaje. Y la verdad, es eso y más: El producto es un polvo finito, bien molido, que se aplica y difumina con facilidad, sin agregarle tanto "peso" al maquillaje (cuando se usa correctamente), además es especialmente fabuloso para sellar el corrector debajo de los ojos.

También, claro, muchas bloggers, youtubers y artistas del maquillaje lo usan y lo recomiendan muchísimo para hacer "baking" , ya que las propiedades de este cosmético hacen que sea ideal para "cocinar" el corrector, la base de maquillaje y perfeccionar el contouring, con el fin de alcanzar un look perfecto que dure por horas. En mi caso, no les podría decir si es cierto o no, ya que yo únicamente lo uso para sellar el corrector y el maquillaje; y que hasta ahora no lo he aplicado en cantidades industriales en mi rostro con el fin de seguir esta famosa baking technique.

Y claro está que, para sellar el maquillaje, es maravilloso: tanto que, desde que lo compré, he olvidado por completo usar el MSFN de MAC, ya que me parece más práctico y rápido usar un solo producto para sellar todos los líquidos de mi rostro. De hecho, el MSFN de MAC ahora vive en mi bolso y únicamente lo uso para touch ups.


El precio ($700.00 MXN), aunque a simple vista puede ser elevado, no es tan malo cuando nos detenemos a analizar la situación: El bote es ENORME (29 gr.) y, a pesar de que lo he usado todos los días desde septiembre, no me he acabado ni la mitad del producto; por lo que estoy segura que me durará bastante tiempo. Adicionalmente, mi actitud hacia los precios de los cosméticos ha cambiado muchísimo: Si vale la pena, no me importa pagar un precio alto; claro, tengo límites (aún no me veo "invirtiendo" en  La Mer) pero ahora soy menos tacaña cuando se trata de productos de calidad.

Por último, me gustaría compartirles los "contras" o lo "feo" de este producto, porque como todo en este mundo, nada es perfecto:

1.- No es para nada travel friendly. Si viajas constantemente o si llevas a todos lados tu maquillaje, descubrirás con horror que este polvo fue diseñado para quedarse en un cajón sin mover; ya que cada vez que lo lleves contigo descubrirás que, cuando lo abras nuevamente, demasiado producto subió al plástico dosificador y al abrirlo gran cantidad de polvo volará. Por supuesto que no es algo terrible, pero puede ser molesto el desperdicio que esta situación representa, además de que terminar con la ropa cubierta de polvo no es precisamente muy agradable que digamos.

2.- Si tienes la piel reseca, lo odiarás con pasión. Sí, lo siento: No es un producto para todas. Su acabado matte puede ser demasiado matte y acentuar las zonas donde tenemos resequedad; además de que le puede dar un acabado acartonado a la piel si es muy reseca. Sin embargo, esto es lo que lo convierte en una bendición para las que tenemos el cutis mixto o graso.

3.- Hay que encontrar la forma ideal para aplicarlo. Cada una es diferente: En mi caso, me gusta aplicarlo con una esponja húmeda cuando sello el corrector debajo de mis ojos, ya que encuentro que de esta forma tiene un acabado más bonito que cuando uso una brocha. Igualmente, cuando se trata del rostro, prefiero usar una brocha enorme para evitar aplicar demasiado producto.

4.- Aunque sea ligero y traslúcido, puede verse cakey si no tienes cuidado. Por más que sea un polvo súper finito y de color sutil, sigue siendo un polvo y si aplicamos demasiado se nota.

¿Cuál es mi veredicto final? Bueno, este polvo suelto me encanta y estoy segura que lo compraré nuevamente cuando me lo acabe; sin embargo no lo recomendaría a todo el mundo: de hecho, a las personas que me han preguntado al respecto les digo lo mismo siempre: A mi me funciona de maravilla, pero quizás es buena idea que cada una lo pruebe antes de gastar setecientos pesos en él.

¿Tú usas polvos sueltos? ¿Cuál es tu favorito?

Gracias por leerme.
Montserrat González.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario