sábado, 18 de febrero de 2017

OLAY Regenerist Micro-Sculpting Serum: Una joya del supermercado.

Sorpresivamente todos los productos que he probado de OLAY me han encantado hasta ahora.

Olay Regenerist Micro-Sculping SERUM. De venta en supermercados y en la tienda online de OLAY. Precio: $330.00 MXN aproximadamente. 
Si hay alguien "duro" con las marcas de cosméticos y de skincare, es el equipo de Paula's Choice en su Beautypedia: De hecho, son brutales y no les importa despedazar un producto, sin tomar en cuenta el culto o el amor masivo que reciban cada día por parte de los consumidores o de la beauty community.

No sé si este sitio sea corrupto o no, o si sus calificaciones se vean afectadas por las aportaciones que cada marca realiza; el punto es que las explicaciones que dan para justificar la calificación tienen sentido. Y bueno, cuando vi que los productos OLAY en general tienen una buena calificación, me sentí aliviada: ¡Por fin una marca de supermercado que funciona! (de acuerdo a los expertos)

Por supuesto que Olay no es tan económica como PONDS u otras marcas por el estilo, pero al menos no es tan cara como las marcas high end o como las marcas especializadas en el cuidado de la piel, lo que supone un alivio para nuestras finanzas. Además, claro, podemos encontrarla en descuento o en promoción varias veces al año.

A decir verdad, hasta ahora no he tenido ninguna experiencia negativa con los productos de OLAY; por el contrario, todos han superado mis expectativas e incluso algunos se han convertido en favoritos. Por eso, cuando vi que en HEB tenían este serum a un súper descuento, no le pensé dos veces; además de que estaba a punto de terminarme el suero de Lancôme (reseña aquí )y necesitaba comprar otro de cualquier forma.

Bien, pues llevo un mes usando el serum y estoy lista para compartirles mi experiencia, aunque sólo lo uso durante el día (porque de noche aplico otro tipo de productos).

Mis opiniones y experiencias con el producto.
Para empezar, este es un serum totalmente diferente a los que había probado: Es más bien cremoso que líquido, de hecho es más denso que cualquier otro serum que haya probado yo, aunque no es grasoso. La consistencia me recuerda más a un primer que a un suero.

Esta textura/consistencia me preocupó un poco, ya que por las mañanas no tengo todo el tiempo del mundo para esperar 20 minutos a que mi serum se absorba para después continuar con mi rutina; sin embargo, resulta que se absorbe rapidísimo y un pump es más que suficiente para cubrir todo el rostro (yay!). Una vez que se absorbe, la piel queda con un acabado radiante (gracias a los pigmentos minerales que contiene), creando un lienzo perfecto para el maquillaje sin ser graso ni demasiado matte.

Así que sobra decir que yo aplico mi crema humectante inmediatamente después de ponerme el serum y no he tenido ningún efecto secundario ni reacción desfavorable  (Nada de granitos, nada de comezón, ni enrojecimiento, ni cosas por el estilo) por el contrario, mi cutis se ve más luminoso, más uniforme y sí he notado una mejoría en mis líneas de expresión.

En general estoy muy contenta con los resultados y la forma en que actúa el producto en mi piel, y sí lo recomendaría basada en mi buena experiencia; sin embargo, me gustaría ser muy honesta con ustedes: No sé si me encante el serum. Lo he usado absolutamente todos los días, he notado resultados y disfruto aplicándolo en mi piel, pero todavía no siento que esté totalmente enamorada de él, y todavía no sé si este se convertirá en uno de mis básicos indispensables de skincare.

¿Les ha pasado esto? ¿Algo así como cuando algo les gusta mucho pero no les encanta? Espero que no esté sola en esta posición, pero bueno: El tiempo dirá si este se convierte en Holy grail o se queda en la categoría de los productos buenos y que funcionan, pero que no se ganaron mi corazón.

¿Ustedes han usado algún producto de Olay?

¡Gracias por leerme!
Montserrat González.






lunes, 6 de febrero de 2017

Bissú Tinta Mate: Una sorpresa agradable.

Todos lo vimos: El "boom" de los labiales líquidos fue impresionante y se extendió por todas las marcas de cosméticos, ya que absolutamente todas (o, bueno, la inmensa mayoría) sacaron al mercado una versión de estos productos.

Tinta Mate Bissú. De venta en la tienda online de la marca, en las boutiques Bissú y en las tiendas de cosméticos locales. Costo: $40.00 MXN (aproximadamente) aunque el precio es más elevado en la página web. Tonos (De arriba a abajo): "Pink Energy", "Cliché" y "Red Velvet".
Tengo que admitir algo: Yo no soy de las que compra y apoya marcas mexicanas simple y sencillamente porque son mexicanas. Sé que suena horrible, pero así soy: En mi opinión, las marcas tienen que ganarse ese apoyo y esa preferencia, a través de la creación y comercialización de productos de calidad y un excelente servicio; y jamás recurrir a la compasión del cliente para que les compren. Sin embargo, es necesario que quede algo claro desde ahora: NO estoy diciendo que no haya marcas mexicanas/productos mexicanos de calidad, EN LO ABSOLUTO. Al contrario: yo tengo en mi colección algunas cosas hechas en mi país que pueden competir con marcas internacionales y que, además, se han ganado a pulso la preferencia de sus consumidores.

Bissú, como ya saben, es una marca 100% mexicana que además ofrece cosméticos a precios bastante razonables, sin sacrificar (En mi opinión) la calidad de sus productos. De hecho, hasta ahora, el maquillaje que he probado de ellos me ha sorprendido para bien, ya que superaron mis expectativas en cuestiones de relación precio-calidad y con la variedad de opciones que tienen.

Bien, pues el año pasado decidí comprar algunos de los labiales matte líquidos para ver qué tan buena era su fórmula y ver si, otra vez, Bissú me sorprendería para bien. Y bueno, los que me siguen en Instagram (@JeansAndStilettos), ya saben lo que sigue: Me gustaron y los uso constantemente.

Los labiales, son muy diferentes a los otros labiales líquidos que tengo: Estos son de consistencia tipo mousse y son muy ligeros, pero todavía son muy pigmentados y relativamente fácil de aplicar. El único inconveniente, tal vez, es que tardan muchísimo en secarse: Yo he esperado más de 30 minutos y todavía se sienten "frescos" en los labios (lo que, claro, se traduce en manchas de labial en vasos, marcas de besos en la gente que te saluda, etcétera). Pero una vez que se secan son tan fabulosos como los de M·A·C·.

De hecho, la fórmula de esta "Tinta Mate" de Bissú tiene un par de aspectos que me gustaron muchísimo: Tienen esencia a menta (¡Mi favorito!) y también funcionan como un lip stain porque "manchan" los labios de color, lo que significa que aún después de que no tengas producto en los labios, tendrás color. Aunque, claro, esto significa que es un dolor de cabeza removerlos al final del día: Se necesita un buen desmaquillante y exfoliar los labios para que vuelvan a su tono normal.

Los únicos defectos que le puedo encontrar a estos labiales líquidos es que no tienen muchas opciones de colores (aunque sus 14 tonos cubren los necesarios: nude, rosa, morados y rojos),  y que no es tan fácil encontrarlos: Muchas personas me han comentado que en sus ciudades no los han visto.

Por último, me gustaría comentarles algo: Preferiblemente no los compren en línea. Sí, yo que soy amante de las compras online les estoy diciendo esto; porque los precios en la página web son considerablemente más caros que en una tienda de cosméticos del centro de la ciudad.

¿Qué productos de Bissú son sus favoritos?

Gracias por leerme.
Montserrat González.