miércoles, 12 de julio de 2017

Garnier SkinActive Agua Micelar en Aceite, ¡Guerra Contra El Rímel Waterproof!

Otro producto de Garnier que se ha ganado un espacio en mi gaveta del baño y en mi corazón por ser tan eficiente y al mismo tiempo ser low cost.

Garnier SKINACTIVE Agua Micelar en Aceite. A la venta en supermercados y en farmacias. Precio aproximado $135.00 MXN por botella de 400ml.
No me encantan los rímeles o mascaras waterproof o resistentes al agua: Toman minutos extras para removerlas y no me aportan ningún beneficio; ya que, a pesar de que no tengo las pestañas más largas ni tupidas del mundo, son naturalmente rizadas (como mi cabello) y no requieren de nada más para mantener el rizo. Sin embargo, tengo que admitir que hay meses del año en donde TENGO que usar este tipo de productos; como durante los días de calor intenso, cuando llueve (y probablemente me caerá agua en la cara), cuando sé que voy a sudar, cuando voy a la piscina o cuando estoy de vacaciones en la playa.

Lo que estoy tratando de decir es que, poco a poco, he hecho las paces con la realidad de que tengo que tener un tubo (o dos) de mascara de pestañas contra el agua y que, en efecto, en la noche tendré que trabajar un poquito más para liberar mi rostro de cualquier cosmético que se aferre a él (mis ojos incluidos). Y siendo honesta, prefiero todo ese "trabajo" a terminar con el rímel corrido o con las pestañas apelmazadas porque se está derritiendo o disolviendo el rímel a mitad del día.

En años pasados, cuando compraba los rímeles del supermercado, no tenía que comprar desmaquillante especial ni usar aceite de coco para remover el rímel: Lo único que tenía que hacer era dejar el algodón con agua micelar en mis ojos por 3 minutos más o presionar la toallita desmaquillante en mis párpados y pestañas por los mismos minutos y era más que suficiente para remover el engorroso rímel waterproof; pero ahora que me volví adicta a la mascara "Grandiôse" de Lancôme, noté que esa técnica no era suficiente.

Y es que, de verdad, JAMÁS había visto un rímel tan contra el agua como este: NO se mueve ni aunque te pases dos horas en la piscina. Obvio que este es una característica fabulosa cuando buscas que tu maquillaje se mantenga intacto, pero puede convertirse en un dolor de cabeza masivo antes de ir a la cama porque necesitaba echar mano al aceite de coco y, encima, usar agua micelar para poder removerlo.

No es que me queje: No me molesta cargar con mi aceite de coco o tener que combinar dos productos para remover el maquillaje; simplemente tengo una adicción por los productos cosméticos y claro que mi nueva situación me empujaba, de una forma u otra, a querer probar un desmaquillante para ojos.

Así que en mi siguiente viaje al supermercado, me paré en el pasillo de productos para el cuidado de la piel y escanee las opciones que tenían disponibles. Y ahí estaba este de Garnier, sentado a un lado mi agua micelar favorita del supermercado; ¿Por qué no darle una oportunidad? Digo, la marca es una de mis favoritas y no me ha defraudado en las cosas que he probado hasta ahora, además según la etiqueta, contiene aceite de Argán (Uno de mis consentidos), ¿Qué podría salir mal?

Opinión y Experiencia Con El Producto.
Para comenzar, me gustaría compartirles que, en efecto, el aceite de Argán está dentro de los 5 primeros ingredientes del producto.  Ya me conocen: cuando se habla de aceites, indudablemente reviso la etiqueta y veo en qué posición se ubica dentro de la lista de ingredientes; pero esto no significa que el Agua Micelar en Aceite de Garnier tenga una fórmula pesada o que deje residuos grasos en la piel.

Es decir, la cantidad de aceite no es impresionante: Creo que tiene un sexto o un octavo de óleo, y el resto es agua micelar (con la misma fórmula que amo y adoro); cosa que no sucede con otros desmaquillantes, ya que la cantidad de grasa que usan (comparada con el líquido acuoso) es de 50-50, lo que muchas veces es la causa de que sintamos los ojos muy grasosos después de usarlo.

Incluso se puede decir que esta versión de agua micelar es fácil de usar,  ya que únicamente se debe  agitar la botella para que ambas partes se mezclen y se vea un color uniforme en el recipiente; después hay que mojar una almohadilla de algodón con el producto y presionar esta (suavemente) en nuestros párpados. Y, después de un par de minutos, la magia ocurre: ¡El maquillaje se disuelve por completo!

Lo que más me sorprendió de este producto es que actúa rápido, no me deja los párpados grasosos, no arde ni irrita mi piel y no me queda la visión "borrosa" después de usarlo.

¿Se puede usar en todo el rostro? Según la botella, sí; pero yo no lo he usado así ya que prefiero el agua micelar regular o una toallita desmaquillante para limpiar mi frente, nariz, barbilla y mejillas. ¿Es necesario lavar o enjuagar la cara después de limpiarla con el Agua Micelar en Aceite? Se supone que no, pero yo sí lo hago. De hecho, y como ya les había comentado, independientemente de si uso agua micelar o toallitas, siempre lavo mi rostro con un jabón líquido, para asegurarme que absolutamente toda la mugre y restos de maquillaje sean removidos antes de ir a la cama.

En resumen, esta agua micelar me gustó mucho y pronto se posicionó como una de mis consentidas.

¿Cuál es tu desmaquillante de supermercado favorito?

¡Gracias por leerme!
Montserrat González.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario