miércoles, 26 de julio de 2017

Mascarilla en Tela Hidra BOMB de Garnier.

No, Garnier no me paga ni un centavo por hacer reseñas de sus productos, y no, tampoco recibo muestras ni estoy en su lista de PR. Yo sé que la reseña pasada fue sobre un producto de esta marca y que me estoy volviendo repetitiva, ¡Pero es que estos productos lo valen!

Garnier SkinActive Mascarilla En Tela Hidra Bomb "Mascarilla Hidratante Revitalizante" y " Mascarilla Hidratante Calmante". A la venta en supermercados. Precio $29.00 MXN c/u (Aprox.)
A principios del mes me topé con estas mascarillas en Walmart, en uno de esos días en los que lo único que tenía en mente era darme una vuelta por el área de cosméticos para ver si ya tenían (por fin) el rímel Lash Paradise de L'Oreal, y descubrí dos cosas: Que aún no está el rímel y que la moda de las sheet masks había llegado al supermercado.

Seguramente ya te has percatado de la popularidad de estos productos: Miles de bloggers alrededor del mundo suben videos y se toman fotos con ellas puestas, mientras que las marcas en el mercado de productos para el cuidado de la piel trabajan a marchas forzadas para estar a la altura de las exigencias de los clientes, ofreciéndonos estas opciones que fueron popularizadas por la ola de opciones asiáticas de skincare.

En fin, como vi que su precio era económico, tomé dos de las tres opciones que tenían disponibles (No compré la que es matificante, porque no es algo que yo necesite) y las traje a casa con la esperanza de tener una buena experiencia y que se volvieran parte de mi ritual semanal de belleza.

La primera que usé fue la mascarilla rosa, porque ese día mi piel estaba bastante irritada por el sol y, la verdad, cuando abrí el paquete me llevé una sorpresa agradable: La tela estaba bastante impregnada con el líquido. Si me conocen, sabrán que no hay nada en este mundo que me moleste más que productos "secones" o que no tienen suficiente humedad (especialmente las toallitas desmaquillantes, ¡uf!).  Lo segundo que noté fue lo fácil que es aplicarla: La sacas del empaque, la desdoblas y colocas la tela en tu rostro (Con la parte azul para afuera) después retiras el film azul y terminas de ajustar la mascarilla en tu rostro.

La idea es dejarla reposar 15 minutos en tu rostro, aunque les tengo que confesar que yo las dejé por más tiempo porque de plano me embobé viendo videos en Youtube y viendo (por tercera vez) Dr. House en Netflix; y claro que no noté ningún problema con el exceso de minutos. Así que, después de casi media hora, despegué la tela de mi rostro y dejé que el líquido se absorbiera en mi piel; ya que no debes enjuagar los restos de producto.

Algo que sí me gustaría comentarles es que, después de quitar la mascarilla, mi rostro permaneció húmedo y pegajoso por una hora completa. Creo que los ingredientes que contienen no son de rápida absorción (¿O será que mi piel es lenta para "beberse" lo que le pongo?); pero en mi caso esto no fue mayor problema, ya que la usé de noche y no tenía que apurarme para aplicar maquillaje o salir a la calle.

Para ver qué tan efectivas son las mascarillas, decidí no aplicar nada de nada en mi cutis y ver cómo lucía mi cutis a la mañana siguiente, con el fin de evaluar críticamente la mascarilla, y dejarla que trabajara "su magia" sin la intervención de ninguno de mis aceites, cremas y pociones de noche. Y la verdad, no noté nada mágico: Mi piel se veía igual que siempre, ni más luminosa, ni más hidratada, ni más vibrante, ni nada.

Entiendo que no son productos milagro y que pocas (o ninguna) mascarillas son tan efectivas para cambiar algo en nuestros cutis de un día para otro o después de una sola aplicación. De hecho, cabe aclarar que no estoy diciendo que no funcionen o que no valgan la pena, simplemente me gustaría compartirles que no deben de esperar milagros ni cambios inmediatos con un uso o dos.

A continuación les comparto los aspectos más importantes que noté con cada una de las mascarillas:

Mascarilla Hidratante Calmante.
-Muy mojada.
-Refrescante.
-Con un olor a crema facial antigua.
-Calmó mi piel irritada por el sol.
-Ponerla en el refrigerador y usarla después de un día caluroso o después de haber estado bajo el sol es una idea fabulosa.

Mascarilla Hidratante Revitalizante.
-Tiene un olor más agradable que la Hidratante Calmante.
-También es refrescante y calma la piel.
- No noté reducción en ninguna de mis líneas de expresión, como promete en el empaque.

Aunque no hacen milagros ni noté un cambio en mi piel, confieso que me gustó la experiencia y sí creo que en un futuro las use otra vez; de hecho, estoy pensando en comprar otras dos y tenerlas en mi gaveta para usarlas un día en el que necesite "algo" para relajarme y consentirme al final del día.

Dicho esto, aunque no es un producto que lo usaré cada semana como las banditas nasales de Bioré
 o la mascarilla/limpiador 3 en 1 de Garnier; sí lo recomendaría. Y, como ahora ya soy una mujer "mayorcita" y pienso en cosas que antes no pensaba, les platico que estas mascarillas se me hicieron una opción excelente para las que tienen hijas/hermanas o sobrinas adolescentes, o para las que nos gusta reunirnos con más chicas una noche a hacernos tratamientos de belleza. Incluso les puedo decir que le recomendé esta opción a una amiga que va a hacerle una pijamada/fiesta de cumpleaños a su hermana de 14 años, para que la incluyera en el "kit" de cosas que les regalará a las invitadas.

¿Has probado estas mascarillas? ¿Que te parecieron?

¡Gracias por leerme!
Montserrat González.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario