miércoles, 31 de enero de 2018

The Body Shop AMAZONIAN ACAI: Rescatando Mi Piel.

Hace más de un año que la marca sacó estas mascarillas y, debo confesarles que desde entonces las he tenido en la mira; sin embargo, no fue sino hasta Diciembre del 2017 que por fin me decidí a probar una de ellas: La Amazonian Acai.

Mascarilla The Body Shop "Amazonian Acai" 75gr, Precio: $530.00 MXN. A la venta en Liverpool y tiendas de la marca.
Me encantan los serums, los aceites, las cremas y los sprays faciales: Los uso con mucho gusto y nunca olvido aplicarlos. Sin embargo, cuando se trata de mascarillas, pasa algo diferente: No soy constante. No sé cuál sea la razón, pero los últimos años sólo uso mascarillas cada vez que las necesito.

Y yo no era así: Cuando era adolescente, aplicaba TODOS LOS DÍAS mascarillas de miel de abeja 100% natural, por al menos 30 minutos (Para evitar que me salieran granitos) y, según recuerdo, me gustaba mucho mi ritual. ¿Por qué las cosas han cambiado ahora? Sepa la bola...

El punto aquí es que las últimas semanas decidí ser constante y usar una vez a la semana una mascarilla facial: Puede ser casera o hecha en casa (¡Bienvenida de vuelta, miel orgánica!), o comercial; pero estaba determinada a ser constante en este ritual y trabajar aún más en mejorar mi piel.

Y, déjenme decirles, me conozco: Si algo no me emociona o no me gusta lo suficiente, es muy difícil que sea constante. Por lo que sabía de antemano que era necesario que yo tuviera un producto que amara en mente, para que no me diera flojera usarlo o para que no lo "olvidara" (a propósito, claro) en la inmensidad de mi gaveta y que, casualmente, lo volviera a encontrar después de meses o años, cuando ya estuviera echado a perder.

Así que puse manos a la obra: Busqué en Youtube y en algunos blogs las mejores mascarillas y anoté algunas en mi libreta (que, claro, siguen estando en mi wishlist y que es muy probable que este año las adquiera), y entre ellas estaban algunas opciones de esta línea de mascarillas de The Body Shop.

¿Por qué fui por las de The Body Shop antes que las otras? Bueno, básicamente porque noté que tenían un súper descuento durante la venta nocturna de Liverpool, y tomé aquello como una "señal" para probarlas.

Al principio estaba un poco indecisa porque no sabía si las iba a pedir todas (Quería esta de Acai, la de miel y la de rosas), pero después de haberlo pensado, decidí que sólo compraría una y que la usaría para ver qué tal y después podría comprar las demás. Cabe decir que, por alguna extraña razón, estaba yo convencida que estas mascarillas caducaban rápido, ya que (en teoría) es un concepto de mascarillas naturales, con ingredientes frescos y cosas por el estilo; y, además de no saber cómo reaccionaría mi piel, era poco probable que me acabara 3 frascos de mascarillas en un corto periodo de tiempo.

Amazonian Acai Energizing Radiance Mask.

El empaque y la mascarilla en sí, me gustaron mucho: La botella es de cristal oscuro, tiene un tamaño decente y la apariencia del producto (a simple vista) era bastante agradable. Lo único que no me encantó de momento era el olor: Tiene una esencia muy parecida a algo que usábamos en casa para limpiar los pisos (cítrico, muy concentrado); pero decidí no concentrarme en eso y darle una oportunidad.

De acuerdo con la caja en la que veía, la mascarilla fue diseñada para combatir la imagen fatigada, hacer que el rostro luzca radiante y está especialmente indicada para las pieles que necesitan un respiro del estrés; con los siguientes ingredientes:

-Extracto de Acai de Brasil: Conocido por sus propiedades energizantes, que acaban con la apariencia fatigada.
- Extracto de semilla de Guaraná de Brasil: Con altas concentraciones de cafeína, perfecto para un pick me up 
-Aceite de Babassu orgánico de Brasil: Un aceite de nuez que suaviza, hidrata y revitaliza la piel.


El producto es 100% vegetariano, para todo tipo de cutis. Libre de parabenos, silicones, aceite mineral y parafinas.
Y déjenme decirles, ¡Cumple 100% con lo que promete! Y, claro, yo estaba equivocada: El producto puede ser usado y se mantiene en buen estado por 12 meses después de abierto.

La verdad, el que la haya adquirido en Diciembre fue muy buena idea, ya que es un mes lleno de fiestas y de reuniones en los que es muy común desvelarse y que se necesite "algo" que ayude a disimular los estragos de las posadas, las cenas navideñas, el estrés del cierre de año y todo aquello que sucede en esta temporada que nos roba horas de sueño y deja nuestro rostro cenizo y luciendo apagado.

Cuando aplicas la mascarilla (sobre el rostro totalmente limpio, claro), tiene un efecto refrescante inmediato, además de que sientes como un efecto "plumpling" en la piel que activa la circulación. En teoría, el producto sólo debe dejarse de 5 a 10 minutos, pero yo siempre lo dejo un poco más (Ya que siempre hago algo mientras la tengo puesta y pierdo noción del tiempo) y no he tenido ningún efecto secundario cuando la dejo por más tiempo; lo único que puede pasar es que seque completamente y ya no la sientas húmeda en la piel.

Adicionalmente, la mascarilla se retira muy fácilmente; es decir, no necesitas enjuagar y enjugar, ni deja un desorden en tu baño (Como pasa con otras mascarillas); además de que su consistencia en gel se traduce en un producto muy rendidor (con muy poco cubres tu rostro).

Otra ventaja es que, como contiene agentes exfoliantes, cuando la retiras puedes hacerlo en movimientos circulares para ayudar a retirar suavemente las células muertas de tu cutis. Y, bueno, el efecto es inmediato: La piel se ve más descansada, cuidada y radiante.

Yo la he usado cada semana desde que la compré y estoy más que decidida a aprovechar la próxima vez que estén con descuento: Después de haber probado esta de acai, ¡No puedo esperar a comprar la de miel y la de rosas!

¿Ustedes qué mascarillas faciales usan regularmente?

Muchas gracias por leerme.
Montserrat González.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario