miércoles, 26 de julio de 2017

Mascarilla en Tela Hidra BOMB de Garnier.

No, Garnier no me paga ni un centavo por hacer reseñas de sus productos, y no, tampoco recibo muestras ni estoy en su lista de PR. Yo sé que la reseña pasada fue sobre un producto de esta marca y que me estoy volviendo repetitiva, ¡Pero es que estos productos lo valen!

Garnier SkinActive Mascarilla En Tela Hidra Bomb "Mascarilla Hidratante Revitalizante" y " Mascarilla Hidratante Calmante". A la venta en supermercados. Precio $29.00 MXN c/u (Aprox.)
A principios del mes me topé con estas mascarillas en Walmart, en uno de esos días en los que lo único que tenía en mente era darme una vuelta por el área de cosméticos para ver si ya tenían (por fin) el rímel Lash Paradise de L'Oreal, y descubrí dos cosas: Que aún no está el rímel y que la moda de las sheet masks había llegado al supermercado.

Seguramente ya te has percatado de la popularidad de estos productos: Miles de bloggers alrededor del mundo suben videos y se toman fotos con ellas puestas, mientras que las marcas en el mercado de productos para el cuidado de la piel trabajan a marchas forzadas para estar a la altura de las exigencias de los clientes, ofreciéndonos estas opciones que fueron popularizadas por la ola de opciones asiáticas de skincare.

En fin, como vi que su precio era económico, tomé dos de las tres opciones que tenían disponibles (No compré la que es matificante, porque no es algo que yo necesite) y las traje a casa con la esperanza de tener una buena experiencia y que se volvieran parte de mi ritual semanal de belleza.

La primera que usé fue la mascarilla rosa, porque ese día mi piel estaba bastante irritada por el sol y, la verdad, cuando abrí el paquete me llevé una sorpresa agradable: La tela estaba bastante impregnada con el líquido. Si me conocen, sabrán que no hay nada en este mundo que me moleste más que productos "secones" o que no tienen suficiente humedad (especialmente las toallitas desmaquillantes, ¡uf!).  Lo segundo que noté fue lo fácil que es aplicarla: La sacas del empaque, la desdoblas y colocas la tela en tu rostro (Con la parte azul para afuera) después retiras el film azul y terminas de ajustar la mascarilla en tu rostro.

La idea es dejarla reposar 15 minutos en tu rostro, aunque les tengo que confesar que yo las dejé por más tiempo porque de plano me embobé viendo videos en Youtube y viendo (por tercera vez) Dr. House en Netflix; y claro que no noté ningún problema con el exceso de minutos. Así que, después de casi media hora, despegué la tela de mi rostro y dejé que el líquido se absorbiera en mi piel; ya que no debes enjuagar los restos de producto.

Algo que sí me gustaría comentarles es que, después de quitar la mascarilla, mi rostro permaneció húmedo y pegajoso por una hora completa. Creo que los ingredientes que contienen no son de rápida absorción (¿O será que mi piel es lenta para "beberse" lo que le pongo?); pero en mi caso esto no fue mayor problema, ya que la usé de noche y no tenía que apurarme para aplicar maquillaje o salir a la calle.

Para ver qué tan efectivas son las mascarillas, decidí no aplicar nada de nada en mi cutis y ver cómo lucía mi cutis a la mañana siguiente, con el fin de evaluar críticamente la mascarilla, y dejarla que trabajara "su magia" sin la intervención de ninguno de mis aceites, cremas y pociones de noche. Y la verdad, no noté nada mágico: Mi piel se veía igual que siempre, ni más luminosa, ni más hidratada, ni más vibrante, ni nada.

Entiendo que no son productos milagro y que pocas (o ninguna) mascarillas son tan efectivas para cambiar algo en nuestros cutis de un día para otro o después de una sola aplicación. De hecho, cabe aclarar que no estoy diciendo que no funcionen o que no valgan la pena, simplemente me gustaría compartirles que no deben de esperar milagros ni cambios inmediatos con un uso o dos.

A continuación les comparto los aspectos más importantes que noté con cada una de las mascarillas:

Mascarilla Hidratante Calmante.
-Muy mojada.
-Refrescante.
-Con un olor a crema facial antigua.
-Calmó mi piel irritada por el sol.
-Ponerla en el refrigerador y usarla después de un día caluroso o después de haber estado bajo el sol es una idea fabulosa.

Mascarilla Hidratante Revitalizante.
-Tiene un olor más agradable que la Hidratante Calmante.
-También es refrescante y calma la piel.
- No noté reducción en ninguna de mis líneas de expresión, como promete en el empaque.

Aunque no hacen milagros ni noté un cambio en mi piel, confieso que me gustó la experiencia y sí creo que en un futuro las use otra vez; de hecho, estoy pensando en comprar otras dos y tenerlas en mi gaveta para usarlas un día en el que necesite "algo" para relajarme y consentirme al final del día.

Dicho esto, aunque no es un producto que lo usaré cada semana como las banditas nasales de Bioré
 o la mascarilla/limpiador 3 en 1 de Garnier; sí lo recomendaría. Y, como ahora ya soy una mujer "mayorcita" y pienso en cosas que antes no pensaba, les platico que estas mascarillas se me hicieron una opción excelente para las que tienen hijas/hermanas o sobrinas adolescentes, o para las que nos gusta reunirnos con más chicas una noche a hacernos tratamientos de belleza. Incluso les puedo decir que le recomendé esta opción a una amiga que va a hacerle una pijamada/fiesta de cumpleaños a su hermana de 14 años, para que la incluyera en el "kit" de cosas que les regalará a las invitadas.

¿Has probado estas mascarillas? ¿Que te parecieron?

¡Gracias por leerme!
Montserrat González.

miércoles, 12 de julio de 2017

Garnier SkinActive Agua Micelar en Aceite, ¡Guerra Contra El Rímel Waterproof!

Otro producto de Garnier que se ha ganado un espacio en mi gaveta del baño y en mi corazón por ser tan eficiente y al mismo tiempo ser low cost.

Garnier SKINACTIVE Agua Micelar en Aceite. A la venta en supermercados y en farmacias. Precio aproximado $135.00 MXN por botella de 400ml.
No me encantan los rímeles o mascaras waterproof o resistentes al agua: Toman minutos extras para removerlas y no me aportan ningún beneficio; ya que, a pesar de que no tengo las pestañas más largas ni tupidas del mundo, son naturalmente rizadas (como mi cabello) y no requieren de nada más para mantener el rizo. Sin embargo, tengo que admitir que hay meses del año en donde TENGO que usar este tipo de productos; como durante los días de calor intenso, cuando llueve (y probablemente me caerá agua en la cara), cuando sé que voy a sudar, cuando voy a la piscina o cuando estoy de vacaciones en la playa.

Lo que estoy tratando de decir es que, poco a poco, he hecho las paces con la realidad de que tengo que tener un tubo (o dos) de mascara de pestañas contra el agua y que, en efecto, en la noche tendré que trabajar un poquito más para liberar mi rostro de cualquier cosmético que se aferre a él (mis ojos incluidos). Y siendo honesta, prefiero todo ese "trabajo" a terminar con el rímel corrido o con las pestañas apelmazadas porque se está derritiendo o disolviendo el rímel a mitad del día.

En años pasados, cuando compraba los rímeles del supermercado, no tenía que comprar desmaquillante especial ni usar aceite de coco para remover el rímel: Lo único que tenía que hacer era dejar el algodón con agua micelar en mis ojos por 3 minutos más o presionar la toallita desmaquillante en mis párpados y pestañas por los mismos minutos y era más que suficiente para remover el engorroso rímel waterproof; pero ahora que me volví adicta a la mascara "Grandiôse" de Lancôme, noté que esa técnica no era suficiente.

Y es que, de verdad, JAMÁS había visto un rímel tan contra el agua como este: NO se mueve ni aunque te pases dos horas en la piscina. Obvio que este es una característica fabulosa cuando buscas que tu maquillaje se mantenga intacto, pero puede convertirse en un dolor de cabeza masivo antes de ir a la cama porque necesitaba echar mano al aceite de coco y, encima, usar agua micelar para poder removerlo.

No es que me queje: No me molesta cargar con mi aceite de coco o tener que combinar dos productos para remover el maquillaje; simplemente tengo una adicción por los productos cosméticos y claro que mi nueva situación me empujaba, de una forma u otra, a querer probar un desmaquillante para ojos.

Así que en mi siguiente viaje al supermercado, me paré en el pasillo de productos para el cuidado de la piel y escanee las opciones que tenían disponibles. Y ahí estaba este de Garnier, sentado a un lado mi agua micelar favorita del supermercado; ¿Por qué no darle una oportunidad? Digo, la marca es una de mis favoritas y no me ha defraudado en las cosas que he probado hasta ahora, además según la etiqueta, contiene aceite de Argán (Uno de mis consentidos), ¿Qué podría salir mal?

Opinión y Experiencia Con El Producto.
Para comenzar, me gustaría compartirles que, en efecto, el aceite de Argán está dentro de los 5 primeros ingredientes del producto.  Ya me conocen: cuando se habla de aceites, indudablemente reviso la etiqueta y veo en qué posición se ubica dentro de la lista de ingredientes; pero esto no significa que el Agua Micelar en Aceite de Garnier tenga una fórmula pesada o que deje residuos grasos en la piel.

Es decir, la cantidad de aceite no es impresionante: Creo que tiene un sexto o un octavo de óleo, y el resto es agua micelar (con la misma fórmula que amo y adoro); cosa que no sucede con otros desmaquillantes, ya que la cantidad de grasa que usan (comparada con el líquido acuoso) es de 50-50, lo que muchas veces es la causa de que sintamos los ojos muy grasosos después de usarlo.

Incluso se puede decir que esta versión de agua micelar es fácil de usar,  ya que únicamente se debe  agitar la botella para que ambas partes se mezclen y se vea un color uniforme en el recipiente; después hay que mojar una almohadilla de algodón con el producto y presionar esta (suavemente) en nuestros párpados. Y, después de un par de minutos, la magia ocurre: ¡El maquillaje se disuelve por completo!

Lo que más me sorprendió de este producto es que actúa rápido, no me deja los párpados grasosos, no arde ni irrita mi piel y no me queda la visión "borrosa" después de usarlo.

¿Se puede usar en todo el rostro? Según la botella, sí; pero yo no lo he usado así ya que prefiero el agua micelar regular o una toallita desmaquillante para limpiar mi frente, nariz, barbilla y mejillas. ¿Es necesario lavar o enjuagar la cara después de limpiarla con el Agua Micelar en Aceite? Se supone que no, pero yo sí lo hago. De hecho, y como ya les había comentado, independientemente de si uso agua micelar o toallitas, siempre lavo mi rostro con un jabón líquido, para asegurarme que absolutamente toda la mugre y restos de maquillaje sean removidos antes de ir a la cama.

En resumen, esta agua micelar me gustó mucho y pronto se posicionó como una de mis consentidas.

¿Cuál es tu desmaquillante de supermercado favorito?

¡Gracias por leerme!
Montserrat González.

miércoles, 5 de julio de 2017

Flawless Skin: Mis Tres Limpiadores Favoritos del Supermercado.

A pesar de que la piel de mi rostro ha cambiado mucho los últimos años, todavía me gusta usar limpiadores para piel grasa/mixta, ya que siento que ellos remueven mejor la mugre y la grasa de mi rostro y me han ayudado enormemente a mantener los brotes a raya.

Garner Skin Active Pure Active 3 en 1 con Carbón $100.00 MXN; Neutrogena Deep Clean Facial Cleanser $119.00 MXN y Bioré Exfoliador Desincrustante $99.00 MXN (Los precios son aproximados)
Lo saben de sobra: Me encantan algunos productos del supermercado. De hecho, creo que todas mis fotos, posts y snaps contienen, mayormente, productos low cost. Y, la verdad, ¿Quién no ama algo que funciona y que tiene un precio accesible comparado con los productos de diseñador o high-end?

Claro que esto no significa que no me gusten los productos high-end o que piense que no funcionan; al contrario: También he usado limpiadores faciales que cuestan lo mismo que un vestido de cocktail, y también me han funcionado y me han gustado. Sin embargo, cuando los comparo con estos del supermercado, creo que ganan la pelea los del súper: Son tan efectivos como los caros, con la diferencia de que su costo es más razonable, son fáciles de encontrar y además casi siempre están en oferta en alguna de las cadenas de supermercados.

Por eso el día de hoy me gustaría compartirles mis staples de limpieza de costo accesible:

1.- Neutrogena Deep Clean Facial Cleanser.


Por supuesto que ya había visto yo este producto en los anaqueles, pero la verdad nunca me había llamado la atención (por lo general siempre compraba los jabones de Bioré o de Garnier). Pero en Diciembre del 2016 me animé a salir de mi zona de confort y agradezco que haya sido así, ¡Es una maravilla! Primero que nada, me encantó que un solo pump fuera suficiente para cubrir todo mi rostro y remover toda la mugre, grasa y maquillaje que quedaba en mi rostro (aquella que se le "escapaba" a mi toallita desmaquillante o agua micelar). Y, por supuesto,  el sólo necesitar un pump se traduce en otro beneficio que me fascinó: La botella me duró cuatro meses (usándolo diario), cosa que nunca me había pasado con los otros jabones faciales.

Pero  bueno, ¿Quién sería yo si no les platico de lo "malo" o lo "no tan bueno" de mis productos favoritos? Porque aunque los ame y los use regularmente, entiendo que son como nosotros los humanos: No perfectos y con desventajas o defectos. En este caso el jabón de Neutrógena puede ser muy resecan, especialmente para aquellas que tienen el cutis seco o no usan los kilos de maquillaje.

Yo tengo el cutis mixto/normal y no he notado ninguna reacción desfavorable, pero con toda honestidad les puedo decir algo: Los días que no uso maquillaje (que casi nunca pasa, pero ahí cada mil años ando con el cutis desnudo) no lo uso al final del día para lavarme la cara. No sé por qué, pero como que mi instinto de beauty addict me dice que si lo hago, me la resecará enormemente porque no hay maquillaje que remover. De hecho, esta es la razón por la que sólo lo uso por las noches: siento que usarlo por las mañanas y las noches sería demasiado irritante, ya que al despertar mi piel no está tan grasosa ni necesita jabones agresivos.

2.- Bioré Exfoliador Desincrustante.


Este es el que uso todos los días por la mañana (Incluso "vive" en mi regadera). Y curiosamente, me pasó exactamente lo mismo que con el jabón de Neutrogena ( hasta los compré el mismo día a ambos): lo veía en los anaqueles pero nunca me llamó la atención. En el caso de este exfoliante, lo que me llevó a ponerlo en mi carrito era que durante ese mes el universo (o la vida, o quién ustedes gusten) me enviaba constantes mensajes sobre la importancia de exfoliarse el rostro. ¿Les ha pasado que, de repente, en todos las revistas, libros, videos y blogposts les aparece algo que, aunque no han buscado, les llueve información al respecto sin parar? A mí si, y en esa ocasión era sobre la importancia de exfoliarse.

Y no es que yo crea en cosas sobrenaturales o que piense que se debe prestar demasiada atención a este tipo de situaciones pero, si es por el bien de mi rostro, ¿Por qué no? Todos sabemos que un exfoliante suave adecuado para el uso diario es una buena idea. Y bueno, aquí estoy, seis meses después usando el mismo bote que compré aquel día... ¡De verdad! Como se necesita una mínima cantidad, me ha durado bastante; además de que su textura es muy suave y no lastima la piel durante su uso.

3.- Garnier Skin Active Pure Active Intensive 3 en 1 Carbón.  Los que me siguen en mi cuenta de Instagram ya lo habrán visto: Es uno de mis favoritos.


Antes de comprar este de carbón, solía tener un bote de la línea regular y lo aplicaba como mascarilla una vez por semana o cada dos semanas dependiendo de cómo estaba mi piel en ese momento. Sin embargo, el día que me terminé el bote y que acudí a Walmart a comprarlo otra vez, me di cuenta que ahora tienen la versión con carbón y claro que ese día volví a casa con un bote de estos.

Al igual que los otros dos productos que les menciono en este post, el Garnier Pure Active Intense dura muchísimo: Tengo este bote desde el año pasado y aunque me aplico la mascarilla una vez por semana, no me he acabado ni la mitad del producto.

De hecho, lo único que me gustaría recalcar es que la mascarilla es, sin duda, la más messy que haya usado jamás: Retirarla es complicado y deja manchas negras en mi lavabo y en mis toallas. Por eso, ahora la uso antes de bañarme: La aplico en mi rostro, espero 20 o 30 minutos hasta que se seque totalmente y me meto a bañar con ella puesta. De esta manera la enjuago en la regadera y me aseguro que todo rastro de producto se retire de mi piel y, para cuando termino de bañarme, no queda un desastre en mi regadera y mis toallas se libran de las marcas negras del producto.

De los tres productos que les comparto en este post, esta mascarilla es la más agresiva: Es ultra matificante y absorbe hasta la última gota de grasa del rostro. Por eso, si no tienes el cutis graso o mixto, si no usas demasiado maquillaje o si no tienes barritos ni espinillas; es mejor que busques una mascarilla purificante que sea más gentil y suave; o que de plano sólo la uses una vez al mes o cada tres semanas.

¿Cuáles son sus productos de supermercado favoritos?

¡Gracias por leerme!
Montserrat González.


viernes, 16 de junio de 2017

L'oréal Infallible Pro-Glow, ¡Maravilloso!

¿En qué momento dejé de lado mi obsesión por una cara súper matte y comencé a amar los productos con acabado luminoso/dewy?

L'oréal Infallible Pro-Glow. A la venta en supermercados y farmacias. 30ml. Precio: $230.00 MXN (aproximadamente).
No sé si tiene que ver con el hecho de que la "moda" o la tendencia apunta a una cara luminosa y fresca, en lugar de los acabados matte y sin rastros de vida; o si es porque ya no estoy tan jovencita y me gustaría que mi piel se viera como si lo estuviera, el chiste aquí es que poco a poco los productos para darle un acabado dewy a mi piel han llenado mis cajones.

Y  es que, los productos que prometen darle un acabado luminoso a nuestra piel ¡están prácticamente en todos lados! Desde bases de maquillaje, iluminadores líquidos, primers y polvos selladores con este acabado: es fácil encontrar una presentación que se acople a nuestras necesidades.

Esta base de maquillaje líquida de L'Oréal salió hace ya bastantes meses en Estados Unidos y por supuesto que la he estado viendo en muchos tutoriales y reseñas, lo que alimentó sin parar mi anticipación y mis ganas de que pronto la trajeran a México. Por eso, cuando la vi hace dos semanas en Walmart ( ¡Y además en promoción!), no lo pensé dos veces y la compré para probarla.

Y, la verdad, me gustó tanto el producto que decidí aplazar los posts que tenía programados y mejor publicar este tan pronto como me sea posible.

Opinión y experiencia con el producto.

Cuando vi el producto en el display de L'Oréal, me decepcionó un poco: La variedad de tonos no era tan extensa y los colores claros tenían un subtono (más bien un tono muy evidente) rosa; cosa que no le va a mi piel con subtonos amarillos.

Pero no permití que esto me detuviera, total: Si el color resulta muy rosa, lo podría usar debajo de mis ojos para disimular la ojera e iluminar el área. O la podría mezclar con otras bases que ya tengo en mi colección (Si me han seguido por algún tiempo, ya sabrán que soy adicta a mezclar bases de maquillaje). Así que tomé el tono que creo ser en este momento y el tono más claro y los traje a casa.

Cuando usé la base de maquillaje la primera vez (el tono 202, porque el 201 es en verdad muy rosa) , mientras ponía un poco de producto en el dorso de mi mano, me decepcioné un poco más: Es DEMASIADO líquida; y, de acuerdo a mi experiencia, las bases acuosas son las que menos cobertura tienen y las que menos duran en la cara. Pero, ¿Qué iba a hacer? Ya había comprado la base y lo menos que podría hacer era darle una oportunidad.

Y ahí fue cuando me sorprendió para bien: al momento de aplicarla y difuminarla en mi cara con la esponja húmeda de real techniques, me di cuenta que a pesar de ser muy líquida es súper pigmentada y que, en realidad,  tiene una cobertura media. Además, analizando mi rostro en el espejo, me di cuenta que, aunque es una base muy luminosa, no tiene ni una pizca de brillitos ni de shimmer.

Claro que aún podía ver mis imperfecciones más "intensas y notables" a través de la base, ya que la cobertura no es tan intensa que pueda tapar hasta lo negro de mi alma, sin embargo, me gustó que unificara el tono de mi piel y que me dejara con la tarea de únicamente cubrir lo necesario con un poco de mi corrector.  Además de que, claro, se difumina con mucha facilidad cuando la trabajo con la esponja húmeda: Nunca me ha quedado con rayas o demasiado "cakey" y no he visto que se apelmace en mis áreas resecas.

Ahora, creo que es necesario que mencione algo: la base necesita ser sellada con algún polvo. Por desgracia, el producto no se "seca" en el rostro, y si no lo sellamos se va a transferir inevitablemente. Obvio que esto puede ser decepcionante ya que es fácil creer que el polvo sellador "tapará" el glow que la base proporcionó y acabará con el encanto; pero yo he notado que, cuando lo sello con el Mineralize Skinfinish Natural de MAC, no pasa esto.

De hecho, este polvo de MAC funciona mejor con esta base que el polvo suelto de Laura Mercier o que el Stay Matte de Rimmel (o al menos así es en mi caso).

La duración del producto en la cara (cuando es sellado con polvo) es, en efecto, larga: Yo no he notado que se "esfume" de puntos de alta sudación como mi nariz o mi frente, ni siquiera en los días más calientes o en los que haya sudado durante ese día.

¿Recomendaría esta base de maquillaje? ¡Por supuesto! Pero únicamente a las personas que les gusta el acabado luminoso o que tienen la piel reseca, ya que no creo que una niña con el cutis muy graso disfrute de algo que agrega todavía más apariencia brillosa al rostro.

En mi caso, se ha convertido rapidamente en mis consentidas; tanto que creo que me gusta más que la "True Match Lumi Magique" de la misma marca.

¿Ustedes la han probado? ¿Cuál es su base del supermercado consentida?

¡Muchas gracias por leerme!
Montserrat González.


domingo, 4 de junio de 2017

"Champagne Pop" de Becca: Lo Siento, Pero No Eres Mi Favorito.

Los últimos años hemos visto como la "obsesión" con los iluminadores, lejos de irse apagando, ha crecido más y más: Todo el mundo en la beauty Community (Y fuera de ella) estamos más que enamorados de ellos.
Iluminador en polvo "Champagne Pop" de Becca. A la venta en Sephora, precio $760.00 MXN por 8 gr.
¿Cuántos años más veremos esta obsesión por llevar iluminador? No sé, pero algo les puedo decir: Esta moda o tendencia no se va a ir pronto. Por el contrario, estamos viendo que poco a poco va evolucionado, al grado que ahora tenemos todo tipo de iluminadores: líquidos, holográficos, sutiles, intensos o dramáticos, color durazno, plateados, rosas, azules, verdes, en crema, en forma de aceite, en polvo, etcétera.

De hecho, Becca Cosmetics es una marca que se hizo mundialmente conocida por sus iluminadores, mismos que los últimos tres años se han hecho presentes en prácticamente todos los canales de Youtube y blogs de belleza: Desde "moonstone" hasta "opal", todos sus tonos son bien amados. Pero, sin temor a equivocarme, creo que el más popular y el más vendido de la marca es el "Champagne Pop", mismo que fue creado de la mano de Jaclyn Hill.

Y por supuesto que yo caí en la tentación y el año pasado terminé comprando el "Champagne Pop" mientras visitaba la Ciudad De México durante Octubre. Digo, ¿Cómo podría resistirme al iluminador más hyped de todos los tiempos? Por supuesto que mi sorpresa fue mayor cuando, después de un tiempo, descubrí que no me encanta ni el tono ni el acabado.

Sí, yo que soy blogger lo digo y lo repito: No me encanta  ni el tono ni el acabado tan frosty o shimmery que tiene.

Por supuesto que el producto es bonito y pienso seguir usándolo hasta que me lo termine (no es que lo odie), pero de ahí a que lo vuelva a comprar cuando me lo acabe, pues no. Y mira que eso dice mucho de mi: Si tengo un producto en mi cajón de maquillaje que tengo que "recordarme" que ahí lo tengo y que lo debo usar, significa que no está en mi corazón y que no es algo que adore.

En sí "Champagne Pop", como su nombre lo dice, es un iluminador de tono champaña ( o un tono muy bajo de durazno) con brillos plateados y dorados, lo que lo convierte en un iluminador muy noble y que se ve bien en muchos tonos de piel, independientemente del subtono de la misma. De hecho, el color me recuerda mucho a "Soft And Gentle" de MAC (sólo que Soft And Gentle tiene un toque de rosa), aunque claro Becca tiene una fórmula más cremosa, pigmentada, suave y más fácil de difuminar que MAC.



¿Por qué no me encanta? Bueno, quizás tiene que ver con mi piel o con el hecho de que ya no tengo 15 años: El Champagne Pop tiene la peculiaridad de que hace notar los poros y la textura de la cara. Como tal es un iluminador y resalta el área, con todo y sus defectos. Aplicarlo en el punto más alto de mis pómulos es un reto, ya que tengo que cuidar que el iluminador no termine en la zona de mis ojos, ya que acentuaría la resequedad y cualquier línea de expresión que tenga ahí.

Además, al ser tan dramático y cremoso al mismo tiempo, es relativamente fácil aplicar demasiado y terminar luciendo como disco ball; y no es que ese "look" esté mal, yo sé que llevar demasiado iluminador en la cara es tendencia y muchas chicas y chicos lo siguen. Simplemente yo prefiero un acabado más natural y que no requiera de tanto cuidado para aplicarlo.

El empaque de este iluminador es precioso, debo admitir: Tiene una mezcla de plástico y metal, ambos matte, que hacen que se vea caro y sleek. Además, contiene una cantidad muy generosa de producto, lo que significa que no se acabará tan pronto (Una bendición cuando pagas $760.00 MXN por él).

Lo único malo es que, al ser tan cremoso y tan suave, es muy frágil: Se rompe con mucha facilidad. ¡Caray! Ni siquiera hay que dejarlo caer, a veces basta con un golpe pequeño en el empaque para que el iluminador se rompa en mil pedazos. Así que ni pensar en viajar con él o traerlo en la bolsa, a menos que estés dispuesta a decorarlos con polvo súper brillante y tener que hacer las paces con el hecho de que no se puede limpiar al cien por ciento (Ya me pasó). Por supuesto que no es el mundo: Se puede volver a presionar el polvo y seguir usándolo, pero una vez que se ha roto se vuelve más frágil todavía.

¿Lo recomiendo? La verdad sí: A pesar de que no es mi favorito y tengo que recordarme que lo tengo y que debo usarlo, es un iluminador bonito que, sin duda, se vería fabuloso en una piel joven (sin líneas de expresión y sin textura). ¿Eso significa que sólo las que tienen el cutis perfecto lo pueden usar? Por supuesto que no, simplemente tenemos que prestar más atención las que no tenemos un lienzo (piel) fabuloso. Yo, por ejemplo, cuando lo uso aplico primer debajo de mi base de maquillaje para "eliminar" la apariencia de los poros, aplico muy poco y lo difumino muy bien; cuidando que el producto no caiga en el área de la ojera.

¿Entonces por qué no es mi favorito? Bueno, prefiero los de Hourglass: Su brillo es mucho más "sutil" (Te hacen ver como si brillaras desde adentro), no están llenos de brillitos y tienen el efecto "blurring" que difumina las imperfecciones en lugar de acentuarlas.

¿Cuál es su iluminador favorito?

¡Gracias por leerme!
Montserrat González.